Examinamos la cámara del Samsung Galaxy A21s, ¿qué secretos esconde?

Samsung

Los teléfonos con cámaras que incluyen cuatro sensores se están generalizando hasta tal punto que ya son bastantes los modelos de la gama media que ofrecen un componente de este tipo. Un ejemplo es el Samsung Galaxy A21s, del que mostramos la calidad que ofrece al hacer fotos.

No se pueden esperar unos resultados propios de la gama alta de producto, pero bien es cierto que el terminal es bastante cumplidor en líneas generales. Pero, lo primero, tal y como se ve en la ficha completa del Samsung Galaxy A21s, dejamos el hardware que hace posible obtener fotos y grabar vídeos con este smartphone que utiliza Android:

  • Sensor principal de 48 MP con apertura F:2.0 y PDAF
  • Sensor para el gran angular de 8 MP con focal F:2.2 y 123 grados
  • Sensor macro de 2 MP y angular de F:2.4
  • Sensor de profundidad de 2 MP y focal de F:2.4

Sensores del smartphone Samsung Galaxy A21s

Todo esto hace que sea un conjunto compacto y que ofrece opciones interesantes incluso en lo que tiene que ver con el software, ya que la aplicación cámara (que es la habitual de la compañía coreana) incluye algunos Modos que son llamativas, como por ejemplo el propio Macro o el que saca mayor partido al hardware al fotografiar comida.

Calidad al hacer fotos con el Samsung Galaxy A21s

Hay que decir que de forma predeterminada se hacen fotos con una resolución de 12 MP, por lo que si se desea llegar a los 48 es necesario realizar una selección específica en la aplicación de control (está más escondido de lo que debería). Hay que decir que con buena luminosidad las fotos son bastante correctas, con un contraste destacable y sin excesivo ruido que haga que no se aprecie una definición adecuada. Con el rango dinámico se tiene algunas dificultades en ciertos momentos, algo que se puede corregir de forma bastante efectiva con el uso de HDR.

Dejamos a continuación algunos ejemplos de lo que es capaz de hacer el Samsung Galaxy A21s a la hora de utilizar su cámara trasera:

Hay ciertos usos que son interesantes comentar, como por ejemplo en lo que tiene que ver con el gran angular. En este caso no distorsiona mucho el terminal, lo que es estable, pero los colores son más planos de lo que debería. Pero eso sí, las fotos son bastante solventes. Además, hay que decir que el desenfoque está bastante logrado, con algunos pequeños errores en el recorte, pero mucho mejor de lo que se puede esperar en un primer momento.

El macro está bastante bien, especialmente al dar uso al Modo específico que tiene el Samsung Galaxy A21s. Bien es cierto que hay que ajustar de forma muy precisa la distancia al objeto deseado (y, esto, en ocasiones no es precisamente sencillo), pero cuando se logra el detalle es alto y la definición bastante buena. Por otro lado, hay que indicar que por la noche las fotos que se consiguen bajan de calidad, ya que hay menos respeto por los tonos y el contraste baja (el ruido no aumenta sobremanera). El caso, es que los resultados son adecuados si no se espera algo profesional.

Foto modo macro con el Samsung Galaxy A21s

Selfies, sin problemas en general

La cámara que incluye el Samsung Galaxy A21s es de 13 MP, con una focal de F:2.2. Es interesante indicar que los desenfoques son buenos, mejor de los esperado, pero en general los colores se lavan más de lo deseable y tienden a palidecer en general (esto es menos evidente al dar uso a la máxima resolución posible). En general, se obtienen fotos que son buenas y que, sin duda, se pueden dar uso en redes sociales sin muchos problemas. Cumplidor.

Escrito por Iván Martín