Comparativa entre el Pixel 4a y el Pixel 3a. ¿Hay tantas diferencias?

Comparativa

La generación “barata” de los Google Pixel vio como nacía un nuevo miembro con la reciente llegada del Pixel 4a. Esto hace que nos preguntemos si en realidad son tantas las diferencias respecto a su hermano del año pasado, el Pixel 3a. Por este motivo hemos querido comparar ambos terminales para ver sus principales diferencias sobre el papel y saber si hay o no grandes cambios.

El Google Pixel 4a y el Pixel 3a son los dos móviles baratos de Google por excelencia. Sin embargo y como veremos más adelante, en estos momentos hay un conflicto en los precios oficiales de ambos dispositivos, que hacen inclinar la balanza claramente hacia el nuevo modelo, haciendo que no merezca la pena apostar por la generación anterior.

Pantalla y dimensiones

Lo primero que nos llama la atención es que el Pixel 4a ha aumentado ligeramente el tamaño de su pantalla, llegando hasta las 5.81 pulgadas, frente a las 5.6 pulgadas del Pixel 3a. En un mundo donde casi toda su competencia supera con creces las 6 pulgadas, podríamos denominar a estos tamaños como “compactos”. Los dos paneles cuentan con tecnología OLED y resolución FullHD+.

Google Pixel 4a

Pixel 4a

Vemos un ligero cambio en el ratio de pantalla, siendo de 19,5:9 en el Pixel 4a y del 18,5:9 en el Pixel 3a. Esto se debe a que Google ha cambiado el diseño casi por completo del frontal del Pixel 4a respecto a su hermano. En este sentido, los marcos se apuran mucho más e incluso la cámara frontal, se aloja en un agujero y no en un marco superior. Además, este buen trabajo de Google se aprecia incluso en las dimensiones de ambos terminales.

El buen trabajo de Google

El nuevo Pixel 4a tiene un peso de 143 gramos y 8,2 milímetros de grosor. El Pixel 3a iguala este grosor, pero es un terminal algo más pesado con sus 147 gramos. Hay que aplaudir una vez más el buen trabajo de Google en este sentido, porque además, y como veremos más adelante, la batería del Pixel 4a es mayor, lo que siempre contribuye a aumentar peso y grosor y no a disminuirlo. Otra diferencia a tener en cuenta, es que el Pixel 4a está protegido por Gorilla Glass 3, mientras que el Pixel 3a hizo lo propio con Dragontrail, la más directa competencia de Corning. Hay que destacar que solo el Pixel 4a es compatible con la tecnología HDR.

Procesador y memoria

Al levantar el capó, encontramos la lógica evolución del paso del tiempo entre ambos terminales. El Pixel 4a luce un más moderno Snapdragon 730G, frente al Snapdragon 670 del Pixel 3a. Además, el nuevo terminal alberga 6GB de RAM frente a los 4 GB de RAM de su hermano. La memoria de almacenamiento también ha evolucionado en el Pixel 4a hasta los 128 GB frente a los 64 GB del Pixel 3a, pero en ninguno de los dos móviles es ampliable mediante tarjetas microSD. La capacidad de lectura y escritura en la memoria interna también es más rápida en el nuevo modelo gracias al estándar UFS 2.1 frente a la memoria eMMC 5.1 del Pixel 3a.

Snapdragon 730G

El rendimiento del nuevo modelo

En términos de rendimiento sí podemos asegurar que la diferencia es notable entre ambas generaciones. Solo hay que echar un vistazo a un programa de testeo del rendimiento como es AnTuTu. En este caso el Pixel 4a alcanza los 275.000 puntos, mientras que el Pixe 3a se queda en los 159.000.

Cámaras similares

En las cámaras apenas encontramos evolución de un móvil a otro. Los dos ofrecen un sensor trasero similar de 12.2 megapixels, aunque con una ligera diferencia en la apertura, siendo de f/1.7 en el Pixel 4a frente f/1.8 del Pixel 3a. Además, los dos pueden grabar vídeo a la misma calidad, llegando a la resolución 4K a 30fps. En el sensor frontal también vemos que se mantiene el sensor de 8 megapixels, con el que ambos pueden grabar a un máximo de 1080p a 30 fps.

Google Pixel 3a XL

Pixel 3a

Funciones de cámara

Ambos cuentan con funciones avanzadas como el auto-enfoque y la detección de fase con tecnología Dual Pixel o la estabilización electrónica y óptica. También disponen de Vision Noctura, Modo Retrato o HDR+. No obstante el Pixel 4a cuenta con una función extra, que no será integrada en el Pixel 3a. Nos referimos a la función de exposición dual, que permite a los propietarios de Pixel 4a utilizar dos barras deslizantes en el visor, para ajustar los niveles de sombra y la otra controlando la exposición general.

Conexiones y batería

En cuanto a sus conexiones, los mantienen por suerte el jack de 3.5mm para auriculares y disponen de conectividad NFC. No obstante el estándar Bluetooth es más avanzado en el nuevo modelo con la versión 5.1 frente a la 5.0 del Pixel 3a. El puerto USB-C es 3.1 en el Piel 4a frente al estándar 2.0 del Pixel 3a, es otra de sus diferencias a tener en cuenta. El sensor de huella sigue estando en la parte trasera, por lo que no ha habido evolución en este sentido.

Si encontramos una pequeña diferencia en la batería, ya que el Pixel 4a alcanza los 3.140 mAh, frente a los 3.000 mAh del Pixel 3a. Ambos soportan tecnología de carga rápida de 18W. Por supuesto, los dos cuentan con Android 10 en su interior y tienen asegurados tres años de actualizaciones de sistema operativo según las políticas de Google.

La incoherencia de los precios

Cuando echamos un vistazo a los precios de ambos dispositivos encontramos una incoherencia latente en estos momentos que hace que la balanza caiga claramente del lado del Pixel 4a. El nuevo modelo tiene un precio de 389 euros, mientras que el Pixel 3a se mantiene en un precio oficial de 399 euros. Ambos están en stock en la web de Google, aunque no sabemos por cuanto tiempo se mantendrá el modelo del año pasado, antes de ser descatalogado.

Escrito por David Girao