Formatos de pantalla en el móvil: para qué sirven, tipos y evolución

Móviles

La lista de especificaciones técnicas puede ser muy amplia cuando se entra al detalle de cada apartado del hardware. El usuario tiene muy en cuenta la batería, la cámara o el procesador. La pantalla también es un elemento clave, pero además de su tamaño o resolución, solemos oír hablar de la “relación de aspecto”, algo que también incluye en gran medida a la hora de consumir contenidos e interactuar con nuestro terminal. ¿Pero qué es este dato y cómo está presente en el mercado?

Los fabricantes dedican apartados enteros a detallar cada elemento de nuestro móvil. Nosotros consideramos más o menos importantes algunos de ellos, pero todos tienen influencia en nuestra experiencia final, incluyendo el famoso ratio de pantalla, o relación de aspecto.

¿Qué es la relación de aspecto?

Explicado de forma sencilla, la relación de aspecto es la relación entre la altura y el ancho de una pantalla. Este parámetro afecta a las pantallas de nuestros móviles, pero también a las tablets u ordenadores portátiles. Es una medida que nos revela cuán ancha o alta es una pantalla, y no debe confundirse con el tamaño de la pantalla, que se calcula midiendo el diagonal del panel y lo vemos reflejado en pulgadas.

móviles relación de aspecto

Tipos de relación de aspecto

En los smartphones de hoy, la relación de aspecto se escribe como proporciones, donde la figura más grande se sitúa en el lado izquierdo, mientras que la más pequeña va en el lado derecho. También puede ser representada como un décima, donde la figura más grande es dividida por la más pequeña. De esta forma, por ejemplo, de una pantalla de 16:9 (dieciséis novenos) puede decirse también que tiene una relación de aspecto de 1.78 o 16/9.

Relación de 16:9

Es una de las más comunes usadas en nuestros móviles, siendo un estándar prácticamente desde hace una década. Básicamente significa que la pantalla contará con 16 pixeles en una dirección por cada 9 píxeles en la otra. Ha permitido que la expansión en el tamaño de las pantallas, respete muchos de los formatos actuales y supusiera una pequeña revolución para juegos apaisados. No obstante, hace tiempo que los fabricantes comenzaron a experimentar con otro tipo de formatos. En este formato encontramos terminales míticos como los iPhone 8, Motorola Moto Z2 Force, Google Pixel 2 o el primer Razer Phone.

iPhone 8 gris

iPhone 8

Relación de 18:9

Los terminales con una relación de aspecto de 18:9 nacieron de la necesidad de aumentar el tamaño de las pantallas sin que las dimensiones se vieran sacrificadas. De esta forma se aumenta la altura (de 16 a 18) manteniendo el ancho (9), mientras al mismo tiempo se iban reduciendo los marcos. Esto ha permitido terminales con un mejor agarren a una sola mano, una multitarea más fluida y más espacio en la pantalla mientras se navega.  La pega es que en algunos contenidos de vídeo, hay partes que deben ser recortadas si el usuario quiere una experiencia a pantalla completa. También hay muchos móviles representando esta relación de aspecto y que fueron todo un éxito como los Samsung Galaxy S9, LG G6 o el OnePlus 5T. También estaba presente en generaciones anteriores de Samsung como los Galaxy S8 o el Note 8.

Frontal del Samsung Galaxy S8

Samsung Galaxy S8

Relación de 19:9

Es otra de las relaciones de aspecto, más reciente y que es adoptada por muchas marcas como Huawei, Apple o Samsung. Los terminales aumentan una vez más su altura, contando con 19 píxeles en una dirección por cada 9 píxeles en la otra. Igual que con los terminales de 18:9, aquellos con una relación de 19:9 cuentan con marcos más delgados o casi inexistentes, otorgando más pantalla para interactuar. También hay muchas marcas y modelos representadas en este formato, algunos ejemplos los tenemos en los Galaxy S10 o S10 Plus, OnePlus 6, Moto G7 o Nokia 7.1

Frontal y trasera Moto G7

Motorola Moto G7

Las variaciones

Además, podremos encontrar en el mercado variaciones o fragmentaciones de las relaciones de aspecto que hemos visto anteriormente. De esta forma, no es nada raro encontrar pantallas de 18.5:9 o 19:5. No debe volvernos locos, ya que se basan en las relaciones de pantalla de 18:9 y 19:9. De esta forma los fabricantes pueden jugar con el diseño y jugar con los “notch” en todos sus tipos.  No obstante, eso suele ser un quebradero de cabeza para los desarrolladores de aplicaciones, que tiene que ajustar sus desarrollos a todas las variables posibles, y en ocasiones no son compatibles con algún modo en concreto. Terminales como los Oppo Find X , Huawei Mate 20 Pro, Xiaomi Mi 9, Xiaomi Mi Mix 3, Samsung Galaxy S10e o el iPhone XS Max cuentan con estas variaciones.

Frontal y trasera Xiaomi Mi Mix 3

Xiaomi Mi Mix 3

Las nuevas tendencias

En los últimos años estamos viendo tendencias aún más atrevidas que juegan a estirar aún más las pantallas. En este sentido, marcas como Samsung, Motorola, LG o Sony han lanzado dispositivos con relaciones de aspecto de 20:9 y 21:9. Sony por ejemplo, defiende los 21:9 en sus últimos terminales, afirmando que es el mejor formato para jugar y ver contenidos multimedia, ya que muchas producciones de cine son concebidas originalmente en este formato. Como decimos, los japoneses de Sony son uno de los máximos defensores de este formato, presente en casi toda su gama actual desde 2019, como los Xperia 10, 10 Plus o Xperia 1, pero adoptada por otras marcas como Motorola y presentes en modelos como el One Vision.

Cuál tiene tu móvil

Hay muchas manera de conocer la relación de aspecto que tiene tu móvil. Es posible que venga en la caja del terminal, al lado de las especificaciones técnicas de dedicadas a la pantalla. Si no es así, la web de nuestro fabricante puede ser una manera fiable de saberlo a ciencia cierta. No hay que olvidarse tampoco de que el MovilZona tenéis fichas de todos los modelos del mercado, con todos los detalles incluyendo aquellos que afectan a la pantalla, y por ende, las relaciones de aspecto,

También hay otro método, y es acudir a la web «AspectRatio», que permite calcular la relación de aspecto de la pantalla al introducir la resolución de nuestro dispositivo. También cuenta con algunos modelos antiguos predefinidos para poder conocer su relación de aspecto.

¿El futuro?

Siempre es difícil predecir la tendencia futura de esta industria. Algunos ya se han aventurado a imaginar cómo podrían ser los futuros móviles con formatos más descabellados como los 23:9. En las imágenes conceptuales que tenemos justo debajo podemos hacernos una idea. Es un móvil con una pantalla muy estirada, cuyas aplicaciones prácticas aún estarían por descubrir, pero que nos evoca irremediablemente a un mundo de contenidos donde prima la verticalidad.

Escrito por David Girao