¿Es la pantalla del Huawei P40 Pro+ su arma secreta?

Huawei

Aunque en ocasiones no se le da la importancia debida, este es uno de los componentes esenciales que tiene los smartphones ya que de su buen comportamiento depende que la usabilidad sea buena y, también, que todo lo que se utiliza se vea con una alta calidad. Hemos probado la que se incluye en el Huawei P40 Pro+, y lo cierto es que las sensaciones que nos ha dejado son muy buenas.

Lo cierto es que el trabajo realizado por la compañía asiática es destacable, ya que se ha incluido en este smartphone de gama alta (por lo que hay que comprarlo con otros modelos que están en el mismo segmento del mercado) un panel que ofrece una gran calidad en todo tipo de situaciones. Hablamos de un panel tipo OLED de 6,58 pulgadas que tiene detalles que son muy buenos, como por ejemplo que es compatible con HDR10 y que el aprovechamiento frontal -gracias al uso de un agujero para los dos sensores de la cámara frontal- es excelente ya que supera el 90%.

Reproducción de vídeo con el Huawei P40 Pro+

Alta resolución y buen refresco de la pantalla

Otros buenos detalles que tiene este componente, y que están reflejados en el listado del hardware del Huawei P40 Pro+ son que tiene una resolución de 2.640 x 1.200 píxeles, lo que le permite llegar a una densidad de 441 ppp (algo que ha demostrado ser más que suficiente para que la definición al leer textos de aplicaciones como el navegador o de cómics, sea muy buena). Además, y esto es importante, se incluye un refresco de 90 Hz, por lo que no desentona frente a los mejores del mercado.

La experiencia que se obtiene al dar uso a la frecuencia antes mencionada es muy buena, y con contenidos multimedia es como mejor se aprecia la diferencia respecto al uso de 60 Hz. El caso, es que el comportamiento es excelente y la respuesta y definición no se resiente nada. Por lo tanto, si eres de los que consume muchas series o juegos constantemente con el smartphone, el Huawei P40 Pro+ es una opción que siempre tienes que tener en cuenta. Además, la gestión del software es excelente, ya que es posible realizar de forma manual muchas acciones lo que posibilita conseguir una alta personalización.

Una pantalla brillante el en Huawei P40 Pro+

Esta es una de las cosas que más nos ha gustado de la pantalla del terminal, dejando a un lado el refresco que es convincente. La verdad es que hemos llegado a utilizar el panel a un poco más de 700 nits, una cifra que no es precisamente muy habitual en el mercado actual (incluso el de gama alta). Esto tiene un impacto tremendo en la visualización en exteriores, que es excepcional, y en la intensidad con la que se muestran todos los contenidos sí que se queme nada de lo que se ve en ningún momento. Es decir, que ofrece potencia con control.

Con un buen funcionamiento de la opción de gestión automática del brillo, aunque es cierto que cuando la luz no es muy intensa detectamos cierta lentitud en el ajuste, la calidad de las imágenes que se muestran en el panel del terminal son muy buenas. No se tiene tendencias extrañas a los colores fríos o cálidos y no detectamos fugas de luz en ninguno de los bordes del panel. Buen trabajo en la saturación en líneas generales, en nuestra opción la configuración del color que existe en los Ajuste que mejor se sienta es la denominada como Vívido (Vivid), algo que acompaña muy bien al soporte de Widevine L3, lo que se agradece con contenidos como los de Amazon Prime Video.

Los ángulos de visión son bastante buenos, con una tendencia casi inexistente a la pérdida de definición de los colores por debajo de los 170 grados, y hay que destacar que el trabajo con los grises que realiza la pantalla OLED del Huawei P40 Pro+ es excelente, ya que no hemos encontrado tendencias a los verdes o azules, algo que en ocasiones aparece en los smartphones que utilizan este tipo de componentes. Por lo tanto, hay que decir que este dispositivo, en lo que a calidad de pantalla se refiere, está entre los mejores de la gama alta actual y, esto, no es precisamente poca cosa.

Escrito por Iván Martín