La batería del Motorola Edge nos sorprende. ¿Por qué?

Motorola

El teléfono Motorola Edge es uno de los modelos de la gama media/premium más interesantes que existen en estos momentos en el mercado. Pensado para competir con cualquiera, una de las cosas positivas que tiene este modelo sobre el papel es su autonomía. Hemos probado cómo se comporta este smartphone a la hora de ser utilizado sin tener que realizar recarga alguna y, ya adelantamos, que se consiguen unos resultados realmente sorprendentes.

La verdad es que la elección del hardware que hay en el interior del smartphone y que influye en todo lo que tiene que ver con la autonomía está bien dimensionado, ya que por ejemplo la pantalla integrada es de 6,7 pulgadas tipo OLED, lo que reduce la necesidad energética que tiene para trabajar. Además, el procesador es un modelo que ofrece un rendimiento bastante competente, sin ser muy exigente energéticamente hablando ya que el elegido es un Snapdragon 765 de Qualcomm (fabricado con tecnología de siete nanómetros).

Pantalla Edge del Motorola Edge

Todo esto, como se ve en la ficha del Motorola Edge, todo esto está coronado en lo que tiene que ver con este apartado de prueba del terminal con una batería que tiene un amperaje de 4.500 mAh. Es una carga más que suficiente en un principio, y que es bastante alta si se tiene en cuenta que estamos ante un smartphone que dispone de las siguientes dimensiones: 161,6 x 71,1 x 9,3 milímetros. Por lo tanto, en nuestra opinión está bastante bien aprovechado el espacio (contando además con la curvatura del panel), pero no llega al ser el mejor que hemos probado hasta la fecha en el equilibro entre la carga del componente y el grosor del teléfono.

Toda una sorpresa el Motorola Edge… y es positiva

La verdad es que al utilizar el smartphone del que hablamos como terminal de uso habitual, hemos comprobado que es realmente sencillo completar un día y medio de sin muchos problemas, y eso que el uso del correo y aplicaciones de mensajería es intensivo… por lo que hay que decir que el comportamiento ya la fusión de hardware y software es realmente buena. Es más, en los días menos intensos, llegar a medio día más de uso es siempre posible… por lo que estamos ante uno de los mejores teléfonos del mercado en su rango de precio. Y, esto, puede ser un motivo de compra muy claro.

Los tiempos que se dan con la pantalla siempre encendida dependen de refresco que se utilice: 60 o 90 Hz, ya que esto lo permite el panel del dispositivo. Con la mejor especificación, que es la segunda antes mencionada, es posible llegar a las 14 horas sin problemas siempre que no se abuse del brillo en exceso (al máximo nivel, donde supera los 350 nits, las cosas no son iguales como es lógico pensar). El caso, es que es un tiempo realmente bueno. Pero, si la elección son los 60 Hz, las cosas son muchos mejores: ya que hemos conseguido picos de hasta 19 horas -siempre hablamos con ejecución del navegador o vídeos-. Una marca espectacular.

Lo cierto, es que pocas veces hemos probado un terminal con esta capacidad tan buena, ya que incluso los tiempos obtenidos son bastante estables por lo que está claro que el equilibrio conseguido por parte de Motorola es realmente bueno en todo tipo de situaciones.

Uso de la pantalla del Motorola Edge

Una carga rápida que, la verdad, es mejorable

No le falta esta opción al Motorola Edge, ya que permite trabajos con una potencia de 18W mediante el uso de una tecnología denominada Turbo Power (el adaptador de corriente compatible se incluye). Bien es cierto que no estamos ante un smartphone que se deba considerar como desastroso… ni mucho menos. Pero, lo que sí es cierto, es que los tiempos que obtuvimos no son precisamente los más bajos de entre los modelos de gama media.

Así, llegamos a una media del 40% de recarga en media hora, lo que no está mal pero lo cierto es que actualmente se espera un poco más para competir con jugadores como por ejemplo OPPO. El caso es que para salir del paso no está del todo mal, pero llegar al 100% de rellenado necesita de algo más de dos horas… y, esto, en ocasiones es excesivo.

Con un apartado Batería en los Ajuste que permite opciones como, por ejemplo, el uso inteligente de dispositivos para mejorar el rendimiento en lo que tiene que ver con la autonomía del Motorola Edge. El caso, es que este es un smartphone que nos ha gustado ya que tiene grandes luces en lo referente a la autonomía y, las pequeñas sombras que existen, no son suficientes para no considerar a este teléfono como excelente.

Escrito por Iván Martín