Samsung Galaxy Z Flip, el smartphone de gran usabilidad gracias a su pantalla

Samsung

La usabilidad es una de las claves a la hora de tener una buena experiencia de uso con un smartphone. Y una compañía que está continuamente innovando para ofrecer la mejor posible es Samsung. Un ejemplo de lo que decimos es el avance que ha supuesto en este apartado la llegada del dispositivo plegable Samsung Galaxy Z Flip.

Este es un dispositivo que tiene un diseño propio de la gama más top del mercado y, por lo tanto, aquello que den uso a este terminal tiene en él un elemento diferencial tanto por su aspecto como por el ser plegable. Y esto último tiene grandes beneficios en el día a día con el teléfono, ya que por ejemplo gracias a esta opción es posible guardar en el bolsillo… y sin que apenas se note que se lleva debido a que su peso es de solo 168 gramos. Y, todo ello, con una excelente protección ya que se incluye Gorilla Glass 6 y con opción de utilizar el equipo siempre con sólo una mano.

Una bisagra que hace especial al Samsung Galaxy Z Flip

Esta es una de las claves del producto del que hablamos y que es una gran muestra de la capacidad que ofrecen en la innovación y fabricación la compañía coreana. El elemento utilizado es el denominado como mecanismo de doble CAM y que tiene grandes virtudes gracias a una evolución conseguida gracias a la experiencia de Samsung. Una de ellas es que apenas se nota su presencia, lo que es conveniente respecto al aspecto del terminal, y, quizá más importante, este componente asegura una gran estabilidad en la apertura que se realiza de forma fluida y, también, en lo referente a la estabilidad que aporta y que asegura un uso sin restricciones.

Smartphone Samsung Galaxy Z Flip color púrpura

Y, entre las cosas que destacan en Samsung Galaxy Z Flip es su pantalla, parte fundamental de su estructura ya que se puede doblar sin poner en riesgo su estabilidad y que permite darle un uso a este terminal tanto en el ámbito personal como en el profesional. Hablamos de una pantalla de 6,7 pulgadas plegable y que el fabricante la denomina Infinity Flex Display. Entre sus grandes virtudes está el ser compatible con contenidos HDR10+, por lo que es posible disfrutar de contenidos multimedia con una definición y realismo espectaculares.

Adicionalmente, hay que indicar que para un uso sencillo del Samsung Galaxy Z Flip se ha incluido una pantalla exterior que posibilita dar uso al dispositivo sin tener que abrirlo, lo que aumenta la usabilidad de forma determinante en el día a día. El panel del que hablamos, que tiene 1,1 pulgadas, es Super AMOLED y posibilita desde ver las notificaciones como realizar gestiones del propio sistema operativo. Unas opciones fantásticas.

Un hardware sin fisuras, al alcance de la mano

Otra de las virtudes que encontrarás en Samsung Galaxy Z Flip es que se incluye un hardware que permite realizar todo tipo de acciones. Así, los componentes esenciales que hay en su interior son un procesador Snapdragon 855+ que permite, incluso, disfrutar de los juegos más potentes con una excelente experiencia de uso. Además, la RAM es de 8 GB, por lo que aprovechar funciones como la pantalla partida o la multitarea en Android 10, es viable y siempre con una alta satisfacción. Y, ojo, que el almacenamiento de 256 gigas tipo UFS 3.0 asegura velocidad en todo lo que se hace.

Cámara del Samsung Galaxy Z Flip

También cabe destacar que, gracias a ser un modelo plegable, este smartphone de Samsung permite aprovechar un uso avanzado en todo lo que tiene que ver con la fotografía (en especial su cámara trasera con dos sensores de 12 megapíxeles a los que no le falta estabilización óptica). Esto se debe a que, al colocar la pantalla en diferentes grados de apertura, se puede evitar el uso de un trípode para grabar con una firmeza excelente. Aparte, se incluyen funciones que son diferenciales en el mercado, como por ejemplo Night Hyperlapse o la grabación Super Steady (destacar que se llega a calidad 4K aquí).

Modo Flex, algo especial en el Samsung Galaxy Z Flip

Esta es una de las ventajas que tiene la inclusión de una pantalla plegable en este smartphone. Esta posibilidad divide la pantalla en dos apartados -cada uno de cuatro pulgadas- en los que se ejecutan diferentes aplicaciones dependiendo de las necesidades. Por ejemplo, en la superior se puede ver el navegador y, en la inferior, el correo. De esta forma, se aumenta la productividad. Incluso, esto también optimiza el consumo de contenidos multimedia.

Pantalla del smartphone Samsung Galaxy Z Flip

Y, todo lo que hemos comentado, con una autonomía excelente ya que el amperaje de la batería doble integrada es de 3.300 mAh y, además, este componente es compatible con carga rápida y tecnología reversible Wireless PowerShare de carga inalámbrica. Sin duda, Samsung Galaxy Z Flip es un smartphone diferente, innovador y, ante todo, con una usabilidad excelente.

Escrito por Iván Martín