Samsung Galaxy S20+, ¿el móvil con mejor pantalla que puedes encontrar?

Samsung

La nueva generación de la gama de teléfonos Samsung Galaxy S20 incluye varias mejoras entre las que destaca la calidad de su pantalla. Hemos probado una de las variantes que ya están en el mercado y lo cierto es que ya adelantamos que las sensaciones que nos ha dejado el panel que incluye el dispositivo son realmente buenas. Mostramos qué es lo que se puede esperar del Samsung Galaxy S20+.

Este es un modelo realmente interesante y que mantiene todo lo que se espera de un terminal Android en la actualidad. Un ejemplo de lo que decimos es que, entre otras cosas, no existe notch alguno en el panel ya que la compañía asiática ha decido que la cámara para selfies esté integrada en un agujero que está exactamente en la parte central de la zona superior -y en la que no hemos visto sombra alguna a su alrededor, lo ya que es una muestra de buena calidad-. No es muy grande, lo que se agradece, y en general no molesta en exceso a la hora de ejecutar aplicaciones (a menos que estas se muestran en apaisado, donde es posible que algún control pueda quedar tapado).

Agujero en la pantalla del Samsung Galaxy S20+

Un hardware sin fisuras en el Samsung Galaxy S20+

El componente exacto que incluye el Samsung Galaxy S20+, como se ve en su ficha completa, es el siguiente: panel tipo Dynamic AMOLED que tiene unas dimensiones de 6,7 pulgadas. Por lo tanto, cumple en lo referente al tamaño para ser parte de la gama alta, lo que también ocurre con la resolución ya que la utilizada es de 3.200 x 1.440 píxeles (QHD+). La consecuencia de esto es una densidad de píxeles de 525 ppp, por lo que la definición es excelente y, esto, lo comprobamos al maximizar el texto y comprobar que los perfiles de las letras son continuos y uniformes.

Es importante destacar que el smartphone es alargado, por lo que el agarre es más cómodo de lo que puede parecer y el acceso a los diferentes lugares de la pantalla con una mano es posible… pero en algunos casos (zona superior e inferior), lo mejor es dar uso a las dos. Esto se consigue debido a que la relación de aspecto es de 20:9 y, además, las sensaciones en lo referente a la integración son excelentes ya que no se nota fallo alguno y, además, los marcos son muy reducido por lo que el panel ocupa el 90,5% del frontal. Una marca excelente.

120 Hz, marca de la casa que es diferencial

Pero si hay algo que nos parece diferencial en este terminal en lo que tiene que ver con la pantalla es que esta ofrece un refresco de 120 Hz con resolución Full HD (en HD se queda en 60 Hz, lo que es entendible para de esta forma no acabar con la batería con una velocidad que asuste al usuario). Además, es importante indicar que el reconociendo táctil que ofrece la pantalla es de 240 Hz, lo que es una excelente marca que lo coloca entre los mejores del mercado.

La consecuencia de lo antes mencionado es que la experiencia de uso del Samsung Galaxy S20+ es brutal, ya que literalmente vuela el dispositivo una vez que se da uso al panel para ejecutar una acción y se nota que el hardware es parte fundamental para que esto sea así. Además, al disfrutar de los juegos y las series (ojo que este smartphone es compatible con HDR10+), se tiene una sensación de fluidez altísima con los 120 Hz que es más que evidente al compararlo con otros dispositivos al lado que tienen pantallas de 90 o 60 Hz. La verdad, es que merece la pena su uso.

Una calidad que de imagen que es top

Por esta razón decimos que el panel que se incluye en el Samsung Galaxy S20+ es de los mejores que existen en el mercado actual sin ningún tipo de duda. El rango dinámico que ofrece es altísimo, y el contraste juega a favor de lo que se ve en pantalla ya que permite un arco de muestreo y representación excelente, lo que se nota claramente con los colores más intensos.

El brillo también es excepcional, donde hay que destacar que los problemas con el ajuste automático simplemente no existen. El caso es que hemos medido el uso de 400 nits sin problemas y, en exteriores picos superiores que funcionan de forma adaptiva y superan lo antes mencionado con picos por encima de los 500 nits… por lo que se ve lo que hay en pantalla bajo la luz directa con gran precisión. No llega a los niveles de la versión Ultra, pero está muy cerca y eso es mucho decir.

En lo que tiene que ver con las opciones que ofrece el sistema operativo para gestionar la pantalla, hay que indicar que no le falta la posibilidad de elegir la respuesta que da uso el Samsung Galaxy S20+ y que existen otras posibilidades como por ejemplo el uso de un filtro de luz azul o de la resolución con la que se muestra la información.

Además de lo indicado existe el Modo de pantalla que permite configurar cómo se representan los colores (y aquí existe un ajuste del balance de blancos que nos parece una excelente idea y que permite modificar esa ligera tendencia al cálido que hemos apreciado en ocasiones en el terminal). Incluso tiene una opción para mejorar la Sensibilidad táctil que, seguro, muchos agradecen en el día a día. El caso, es que en conjunto el Samsung Galaxy S20+ es uno de los mejores terminales del mercado en lo que se refiere a la pantalla ya que su calidad es muy alta y, además, no le falta el uso de 120 Hz. Y, esto, se hace notar.

Escrito por Iván Martín