Honor view30 Pro, prueba de cámara de la bestia 5G de la marca

Móviles

El Honor view30 Pro es un smartphone de referencia en la gama de producto de la compañía asiática. Tanto es así, que se le puede considerar como hermano del Huawei Mate 30 Pro, por lo que de él se pueden y deben esperar grandes cosas. Mostramos qué es lo que se puede conseguir a la hora de hacer fotos y grabar vídeos con este dispositivo que está lleno de buenos detalles y que, ya lo adelantamos, es bastante cumplidor.

Lo cierto es que este modelo ofrece una flexibilidad bastante interesante a la hora de realizar tomas, y esto es así tanto por la noche como por el día. Además, hay algo que nos parece muy importante: el hardware que se incluye en el Honor view30 Pro es potente, por lo que ayuda en gran medida a que todo el trabajo que se realiza sea fluido y que, los retardos, no sean parte de la ejecución del software asociado. Y, esto, es algo que se debe tener en cuenta (de forma positiva, claro).

Cámaras incluidas en el Honor view30 Pro

El fabricante se ha decidido en este modelo por incluir cinco sensores, distribuidos de la siguiente forma: tres en el elemento principal y trasero y, los dos restantes, son los que se ubican integrados en las pantallas para realizar selfies. A continuación, dejamos un resumen de lo que ofrece cada uno de los elementos que se incluyen en este smartphone:

Cámara trasera

  • Sensor principal de 40 MPx con apertura F:1.6 y 1/1.7 pulgadas. Incluye OIS, enfoque por láser y PDAF.
  • Sensor para telefoto de 8 MPx con focal F:2.4 y 1/4.0″. Dispone de OIS, enfoque por láser y PDAF. Permite un zoom de 3X óptico.
  • Sensor para el Gran angular de 12 MPx y apertura F:2.2. Utiliza PDAF y enfoque por láser.

Cámara trasera del Honor view30 Pro

Es importante comentar algunos detalles que son interesantes de estos elementos. Un ejemplo es que el sensor principal utiliza una matriz tipo RYYB, que es la misma que da uso Huawei en sus mejores modelos y que sustituye a la RGB (y, además, tiene tecnología Quad-Bayer) de mejora de las tomas. Aparte, cabe destacar que la grabación de vídeo que permiten es en 16:9, por lo que se adapta perfectamente a las Smart TV y los teléfonos más actuales.

Cámara delantera

  • Sensor principal de 32 MPx y focal F:2.0.
  • Sensor para el gran angular de 8 MP y apertura F:2.2.

Fotografía con buena luminosidad

Lo cierto es que el Honor view30 Pro se comporta realmente bien aquí, y es donde se saca el máximo de la combinación de tres sensores. Hay que destacar que el rango dinámico es muy amplio lo que permite unos colores realzados y, algo especialmente destacable, muy llamativos y nítidos. Su fidelidad es muy buena y, en esto, el contraste tiene también mucho que ver. Curiosamente, con la luz intensa o incluso directa (un ejemplo son las fotos a contraluz), hemos comprobado que el dispositivo sufre bastante y en ocasiones tiene problemas de enfoque ya que este se ralentiza.

Foto en automático con el Honor view30 Pro

El balance de blancos es mejorable, y el gran angular se comporta bien, pero en ocasiones ciertas aberraciones en los laterales que, sin ser un desastre, sí que se hacen notar. En lo que tiene que ver con telefoto, no hemos detectado problema, más que ciertas bajadas de la intensidad del color que son completamente normales. Por cierto, cabe destacar que la combinación de los 16 mm de la cámara del terminal con el ratio de 16:9, consigue una buena mezcla que en parte corrige que la lente no sea especialmente amplia.

En lo que tiene que ver con el desenfoque, el Modo retrato se comporta de una forma muy digna, con buenas soluciones si la luz y el fondo no es muy sencillo de implementar. Pero, lo cierto, es que el Modo Apertura que está dentro del menú Más, no parece mucho más eficiente incluso con las mascotas ya que el uso personalizado consigue resultados realmente notables. No le falta ayuda de Inteligencia Artificial al Honor view30 Pro. Esta es convincente y no decepciona, con tendencia a la sobresaturación de los resultados, pero en líneas generales merece la pena mantenerlo activado.

La velocidad del enfoque es adecuada, sin ser especialmente destacable y, eso sí, en ocasiones le cuesta encontrar el punto adecuado para ser una buena solución el disparar en automática. Tampoco tenemos que dejar de comentar que el postprocesado nos ha parecido bastante buena. Bien es cierto que en ocasiones hace que los colores pierdan detalle, pero en general se comporta de forma excelente y lo cierto es que se ha hecho un buen trabajo aquí.

Foto gran angular con el Honor view30 Pro

Gran angular

Fotografía por la noche

No le falta a este Honor view30 Pro un Modo específico que, como ocurre con el de Huawei, se comporta de una forma bastante positiva al disparar cuando la luz brilla por su ausencia. Lo cierto es que hemos conseguido imágenes que son muy buenas, con poco ruido y con una gestión de la luz artificial que es destacable. Y, todo ello, con una buena rapidez (la cuenta atrás que aparece en pantalla es todo un cierto). La verdad, es que no se tendrán problemas aquí.

Foto detalle noche con el Honor view30 Pro

Por cierto, al utilizar el gran angular por la noche hay que decir que la calidad que se consigue es, cuando menos, cuestionable. El trabajo no es tan bueno y se aprecia un grano muy evidente y se pierden detalles. Por cierto, el recorte de la imagen es algo que seguro que no convence a más de uno.

Hay que comentar que, en el uso sin el Modo antes mencionado, el comportamiento es bastante bueno, ya que la apertura del sensor es más que correcta y, si se está en una zona con diferentes tonos de luminosidad al activar el HDR se consiguen unos resultados que son muy dignos. Lo cierto, es que aquí cumple de forma sobrada el Honor view30 Pro.

Selfies y grabación de vídeo con el Honor view30 Pro

Dando uso a una aplicación que ya es una vieja conocida ya que es la misma que se ha visto en las versiones anteriores de los terminales de Honor (no le faltan muchos Modos y una gestión por gestos correcta), hay que decir que los selfies se consiguen de forma adecuada, pero sin ser especialmente destacables y eso que se cuenta con un sensor de 32 MPx que, incluso tiene su propio Modo noche. El caso, es que la luz no se gestiona especialmente bien y se tiende a mostrar imágenes más alargadas de lo esperado tanto por el día como por la noche.

La calidad máxima que permite el terminal es 4K (con una tasa de cuadros por segundo de 30 FPS). Los resultados son bastante buenos en todas las situaciones, con un buen trabajo con los cambios de luz y con la presencia de estabilización óptica que se agradece mucho. El uso del zoom, eso sí, muestra ciertos tirones al gestionarlo y esto es algo que se debe corregir. Lo cierto es que este es un equipo que no desentona al grabar vídeos y esto es así incluso al dar uso al Gran Angular.

En definitiva, el Honor view30 Pro es un smartphone que cumple bastante bien en el apartado fotográfico. Bien es cierto que no está en el top cinco del mercado, pero si no buscas algo muy profesional encontrarás más que suficiente su capacidad al hacer fotos y, también al grabar vídeos. Eso sí, tenido en cuenta su hardware, existe ratio de mejora.

Escrito por Iván Martín