¿Qué significa que una cámara tenga megapíxeles reales o interpolados?

Móviles

Una de las cosas que más nos pueden llamar la atención a la hora de informarnos sobre un móvil es su cámara, y sobre ella nos fijamos en los megapíxeles que la componen, que directamente asociamos a la calidad de la fotografía, aunque no siempre sea lo más correcto. Los megapíxeles que componen las cámaras pueden ser reales, o también pueden ser interpolados, por lo que vamos a comprobar cuáles son las diferencias entre ambos.

Para saber la diferencia entre megapíxeles reales interpolados, lo primero que debemos saber es qué es un pixel. Podemos definir a un píxel como la menor unidad homogénea en color que forma parte de una imagen digital y que nos servirá para definir el tamaño de la misma, de forma que un megapíxel equivale a un millón de píxeles. Por tanto, una cámara con muchos megapíxeles hará fotos que podrán ser ampliadas con menor pérdida de calidad, por lo que a más megapíxeles más podremos ampliar la imagen. Esto se utiliza principalmente para poder realizar zoom o recortes manteniendo la calidad de la imagen, pues afectará de distinta forma si una foto está tomada con una cámara de 64 megapíxeles y otra con una cámara de 8 megapíxeles.

Sensor Exmor XR para móviles

Megapíxeles reales e interpolados

Los megapíxeles reales son aquellos que de los que se compone de forma efectiva una cámara. Por ejemplo, si el dispositivo cuenta con una cámara de 48 megapíxeles, contaremos con una resolución de 8000 x 6000 píxeles. Cuando hablamos de que los megapíxeles están interpolados, se trata de cambiar su tamaño en píxeles o resolución, de forma que el dispositivo, mediante software pueda convertir una malla de 2×2 píxeles en 4×4 píxeles. Este hecho se consigue mediante un algoritmo matemático, los píxeles de una imagen se separan hasta cubrir el nuevo área deseado y los huecos que aparecen son rellenados con otro algoritmo que calcula los colores en función de los que estaban más cerca.

tabla con tamaño de megapixeles y resolución

Al interpolar la imagen conseguimos una mayor amplitud, pero con ello también una perdida de calidad en el resultado de la fotografía. Esto es algo que encontrábamos antiguamente en muchas cámaras que nos la vendían como cámara de 16 megapíxeles interpolados, cuando realmente disponían de 8 o 10 reales.

Nueva tecnología Pixel Binning

Actualmente, están de moda los móviles con cámaras que alcanzan los 48 o 64 megapíxeles, como, por ejemplo, el Xiaomi Mi 9 o el Readmi Note 8 Pro, aunque por defecto sacan la fotografía a 12 megapíxeles. Esto se consigue con la nueva tecnología Pixel Binning, que se encarga agrupar píxeles de cuatro en cuatro, por lo que permite cuadruplicar la cantidad de píxeles de un sensor sin que cambie su tamaño. Es decir, combinan píxeles más pequeño para crear píxeles más grandes posible sin que la calidad se vea afectada. Para que esta sea efectiva el número de megapíxeles debe ser elevado, de ahí que actualmente encontremos más cámaras con sensores más grandes.

Tenemos que tener claro, es que, ya sean con megapíxeles reales o interpolados, es que este dato no influye de manera directa en la calidad de la fotografía tomada, sólo en la amplitud que puede alcanzar. Para conseguir buenas fotografías hay que tener en cuenta otros valores como la apertura, el tamaño del sensor, la velocidad de enfoque y, sobre todo, la calidad de la lente.

Escrito por Fran Castañeda