El Xiaomi Black Shark recibe por fin su actualización a Android 9 Pie

Xiaomi

Aunque Xiaomi ha lanzado varias generaciones de su móvil gaming por excelencia, lo cierto es que el primer Black Shark ha estado algo abandonado. El terminal salió a la venta en abril de 2018 con Android Oreo y desde entonces, los propietarios de este dispositivo han estado esperando la ansiada actualización a Android 9 Pie. Las buenas noticias son que la espera ha terminado.

Esto significa que casi un año y medio después de su salida al mercado, el Xiaomi Black Shark podrá contar con varias de las novedades más interesantes de Android 9 Pie. La vista ahora está puesta irremediablemente en Android 10, una actualización que debería llegar a este dispositivo pero que dados los tiempos que se han manejado, no debemos esperar hasta dentro de bastante tiempo.

Xiaomi Black Shark

Comprar Xiaomi Black Shark al mejor precio en Amazon

Cambios y mejoras

El firmware que actualiza el Black Shark a Android 9 Pie se está lanzado vía OTA en todo el mundo, por lo que debería llegarte pronto en caso de haberlo hecho ya. Entre las principales mejoras se incluyen nuevas versiones de SharkSpace y GamerStudio, que permite a los jugadores cambiar parámetros de rendimiento, la pantalla, la sensibilidad táctil o la red. También se añade Screen Recorder y FaceUnlock. Además, desde ahora se podrá compartir la red Wi-Fi a través de la función de punto de acceso. Este parche también aprovecha para mejorar el dispositivo, mejorando el enfoque de la cámara, la estabilidad, el rendimiento del teclado y la función del teclado en GameDock.

Black Shark Android Pie

El Xiaomi Black Shark sigue siendo un terminal muy potente, que además se encuentra a mejor precio que nunca.  Recordemos que cuenta con una pantalla de 5,99 pulgadas con una relación de aspecto de 18: 9 y resolución Full HD con un sensor de huellas dactilares integrado en la misma. Su cerebro lo forma un Qualcomm Snapdragon 845 junto con una GPU Adreno 630 y opciones de 6 u 8 GB de RAM. Monta una 4.000 mAh con tecnología de carga rápida que ofrece hasta 5 horas de juego y un sistema de refrigeración que trata de evitar el sobrecalentamiento del dispositivo durante largas sesiones de juego.

Aunque no es su fuerte, cuenta con una doble cámara trasera la parte posterior con sensores de 12 y 20 mpx con apertura f/1.7. La cámara frontal monta un sensor de 20 megapixels y funciona mediante una interfaz de usuario personalizada llamada JOY UI, con funciones similares a las de MIUI, el sistema operativo de Xiaomi. Ahora basado en Android 9 Pie.

Escrito por David Girao

Fuente > GSMarena