LG siempre se ha caracterizado por la innovación. Prueba de ello es su LG G5 y su sistema de módulos o ese LG V50 ThinQ que se convierte en el smartphone perfecto para gamers gracias a la posibilidad de aplicar una segunda pantalla con la que controlar el smartphone. Pero hablando de control, la guinda del pastel la tenemos en el LG G8 ThinQ, smartphone que entre sus espectaculares novedades, se puede usar sin tocar. ¿Cómo? Gracias a la tecnología Air Motion.

La clave de esta tecnología que permite usar el smartphone sin necesidad de tocarlo la encontramos en su sistema fotográfico. Es aquí donde el G8 ThinQ de LG monta junto al sensor de cámara frontal, lo que la firma denomina como una cámara «Z» basada en el sistema 3D-(TOF) que detecta la forma, espesor y otras características individuales de las palmas de un usuario. Gracias a esto podemos usar el móvil aunque tengamos las manos manchadas o en cualquier otra circunstancia que nos impida tocar el teléfono.

El campo multimedia vuelve a tener una importancia capital en el tope de gama de LG. Por ello, en la parte posterior del teléfono, encontramos tres sensores de cámara, incluyendo un sensor de 12 megapíxeles estándar con apertura de f/1.8 y un sensor de 13  megapíxeles gran angular de 136º con una apertura de f/2.4, complementado por un teleobjetivo de 12 megapíxeles con apertura f/2.6.

Sin embargo, más interesante aún es la mencionada cámara frontal del dispositivo, la denominada como cámara Z compuesta por un sensor de 8 megapíxeles y el sensor ToF. Esta cámara puede utilizarse para una variedad de cosas diferentes, incluyendo el reconocimiento facial, o para manejar Air Motion. Esta es la tecnología que nos permite interactuar con el teléfono sin tocarlo en ningún momento.

cámara Z

Todo lo que podemos hacer con Air Motion

Para mayor comodidad, LG ha añadido algunas opciones, basadas en gestos, mediante las que podemos ejecutar diferentes acciones con el móvil. Así por ejemplo, simplemente realizando un gesto delante de la cámara frontal, podemos abrir dos aplicaciones rápidamente, aceptar o rechazar llamadas, apagar alarmas, reproducir y pausar la música y un sinfín de opciones que LG se encarga de administrar. Hablamos de un sistema totalmente personalizable donde el usuario puede registrar sus gestos para ejecutar diferentes acciones en el smartphone. Incluso podemos navegar por el móvil moviendo la palma de derecha a izquierda y arriba o abajo o configurar el regulador de volumen. 

La cámara Z también permite hacer uso de un sistema de identificación biométrica denominado «Hand ID».  Mediante el uso de la tecnología de infrarrojos y el sensor ToF el teléfono recuerda el patrón de las venas de la mano y se convierte en una de las formas mas seguras de proteger el contenido del dispositivo, pues se trata de un sistema extremadamente difícil de hackear.

hand ID

Grandes características del tope de gama de LG

El smartphone luce un diseño sin bordes donde el cristal 2.5D brinda un acabado más sofisticado y colorido a la parte posterior, mientras que el metal del marco crea una sensación de equilibrio y robustez. Justo bajo esta estética nos encontramos con pantalla G-OLED de 6,21 pulgadas compatible con HDR10 y con una resolución de 2248 X 1080, que equivale a un formato FullVision 18.7:9.

lg g8 smartgreen

Bajo el capó, el teléfono dispone de un procesador Qualcomm Snapdragon 855, apoyado por 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, aunque si esto no es suficiente para ti, también una ranura para tarjetas MicroSD. Con Android 9 Pie, el smartphone se completa con una generosa batería de 3.500 mAh equipada con carga rápida a través del puerto USB-C o de forma inalámbrica. Además cuenta con sonido envolvente DTS X:3D optimizado por Meridian.

Si esto te pareciera poco, la triple cámara del LG G8 ThinQ de la que hablábamos anteriormente, gracias a la Ia de su procesador, es tan espectacular que ha jugado un papel fundamental en el Reto Smart Green de LG, ayudando a plantar 1,5 millones de árboles en el mencionado Parque Natural de la zona central de nuestro país