Asalto por la gama de entrada: Samsung Galaxy A10 vs Motorola Moto G7 Play

Comparativa

Si la batalla en la gama media y gama alta es encarnizada, no lo es menos en la gama de entrada. Todos los fabricantes cuentan con modelos económicos que cumplen con las necesidades de un gran número de usuarios, que no necesitan mayor exigencia técnica. Hoy vamos a comprar a dos protagonistas en este rango como son el Samsung Galaxy A10 y el Motorola Moto G7 Play.

El primero llega con la etiqueta de ser el miembro más modesto de toda la nueva será Galaxy A de Samsung. Por su parte, el Moto G7 Play ha llegado acompañado de otros tres hermanos más potentes, aunque esto no tiene por qué traducirse, ni mucho menos, en mayores ventas. Antes de seguir vamos a ver sobre el papel los atributos técnicos de ambos terminales, para ver sus diferencias sobre el papel.

Comparativa del Galaxy A10 y el Moto G7 Play

Samsung Galaxy A10 Motorola Moto G7 Play
Pantalla 6.2 pulgadas HD+ (1.560 x 720 píxeles) Infinity-V 5,7″ HD+ (1512 x 720 píxeles) /294 ppp
Tamaño y peso 155,6 x 75,6 x 7.9 mm / 168 gramos 147,3 × 71,5 × 7.99 mm / 149 gramos
Procesador Exynos 7884 Octa-Core Qualcomm Snapdragon 632 a 1,8 GHz
RAM 2 GB 2 GB
Almacenamiento 32 GB 32 GB
Cámara Trasera: 13 MP con apertura f/1.9
Frontal:  5 MP con apertura f/2.0
Trasera de 13 MP con apertura f/2.0 (1.12um pixel)
Frontal de 8 MP con apertura f/2.2 (1.12um pixel)
Conectividad 4G,Wi-Fi 802.11 ac (2.4GHz / 5GHz) Bluetooth, GPS + GLONASS, MicroUSB 2.0 Wi-Fi 802.11 b/g/n/ac / GPS / USB Tipo C, Jack 3,5 mm, Bluetooth 4.2 LE
OS Android One 9 Pie con One UI Android 9 Pie
Batería 3.400 mAh con carga rápida 3.000 mAh
Precio Desde 150 euros Desde 150 euros

Pantallas muy diferentes

No tardamos en  encontrarnos con una de las mayores diferencias entre los dos móviles. Hablamos de la pantalla, ya que el Galaxy A10 luce un panel de 6.4 pulgadas con notch en forma de gota, mientras que el Moto G7 Play incorpora una pantalla de 5.7 pulgadas con un notch en forma de ceja. Ambos dispositivos alcanzan una resolución HD+. Es posiblemente esta diferencia en su  tamaño de pantalla, la que tenga parte de culpa en el menor peso del G7 Play con sus 149 gramos, frente a los 168 gramos del Galaxy A10. En el apartado del grosor, los dos equipos alcanzan los 7.9 milímetros.

Comparativa entre los Samsung Galaxy A40, A50 y A70: ¿cuál me compro?

Samsung Galaxy A10

Exynos contra Snapdragon

El Samsung Galaxy A10 integra un chip de ocho núcleos marca de la casa, Exynos 7884, mientras que en el Moto G7 Play encontramos otro procesador de 8 núcleos, pero en este caso firmado por Qualcomm con el Snapdragon 632. Si bien es cierto que ambos procesadores ofrecen el rendimiento justo y suficiente para desempeñar tareas del día a día, no podemos exigir grandes alardes en las tareas o juegos más potentes. Es cierto también que la batalla del rendimiento, se decanta en este caso del chip de Samsung, aunque por lo general están bastante a la par en este aspecto. Los dos equipos muestran una configuración similar con 2 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno.

Exynos-vs-Snapdragon

Cámaras modestas

En el apartado cámaras y debido al precio de ambos equipos, no encontramos grandes florituras en cuanto a configuraciones de múltiples sensores o decenas de megapixels. El Galaxy A10 ofrece un sensor trasero de 13 megapixels, acompañado por otro frontal de 5 megapixels. Muy similar la configuración del Moto G7 Play, salvo porque el sensor selfie sube hasta los 8 megapixels.

Moto G7 Play camara

Diferencia en los «miliamperios»

En el apartado de la batería, tenemos que clamar una pequeña victoria a favor del Galaxy A10 y sus 3.400 mAh, frente a los 3.000 mAh del Moto G7 Play. En este apartado, la eficiencia energética de ambos procesadores tiene mucho que decir, y aunque solo una comparativa exhaustiva nos revelaría la verdad, es posible que el Snapdragon 632 gestione mejor este aspecto que el Exynos del A10. Aún así el aspecto de la autonomía parece decantarse del lado del Galaxy A10.

Galaxy A10 colores

¿Y el precio?

En este caso el apartado precio no nos sacará mucho de dudas, ya que podemos comprar ahora mismo los dos terminales por un precio que ronda los 150 euros. En este caso, el usuario deberá decidirse por otros factores como el diseño, el tamaño de la pantalla o el citado aspecto de la batería. Ya sabíamos que la gama de entrada tampoco nos lo pone nada fácil…

Escrito por David Girao