¿Es más seguro pagar con el móvil que con una tarjeta de crédito?

software

El paso del tiempo es inexorable y con él llegan nuevas formas de hacer las cosas que hace unos años podrían ser inimaginables. El pago con el móvil sigue siendo uno de estos casos y, aunque ya llevamos mucho tiempo conviviendo con Apple Pay, Samsung Pay y Google Pay; tan solo el 15% de los españoles paga sus compras con el móvil habitualmente, según un estudio de UniversalPay. ¿Es más o menos seguro que pagar con tarjeta?

Precisamente el ejemplo de las tarjetas nos sirve para ilustrar cómo, hace años, el miedo era pagar nuestras compras con un trozo de plástico, y no con dinero en efectivo. Ahora los sistemas de pagos móviles ya están lo suficientemente establecidos como para que realizar pagos Contactless sea mucho más práctico que llevar la cartera llena de tarjetas.

Aún con todo, a más de un 65% de la población en España le da miedo pagar con el móvil por la falta de confianza en la seguridad de este tipo de pagos. Sin embargo… ¿Es menos seguro pagar con Apple Pay, Samsung Pay y Google Pay que con la tarjeta?

apple pay BBVA

Pagos móviles vs Pagos con tarjeta

El pago con tarjeta tiene como única medida de seguridad conocer el PIN de la misma, por lo que si te la roban, antes de que la canceles pueden comprar cualquier artículo sólo con esta información. De hecho, para comprar inferiores de 20 euros ni se solicita. Dónde más medidas de protección tienen las tarjetas de crédito es en las compras online, dónde también se exige el CVV de la misma y se puede añadir el uso del teléfono para confirmar las compras.

En el caso de los sistemas de pago móvil, se genera un código de transacción único en cada compra, de manera que la numeración de la tarjeta no queda guardada en el dispositivo ni tampoco en los servidores de la compañías, ya sea Apple, google o Samsung. La información n ose almacena ni en los servidores ni en el teléfono. Toda la información queda encriptada en las apps de wallet de cada marca.

funciones Samsung Pay

Además en el caso del smartphone, en la mayoría de casos se añaden dos capas de seguridad:

  • Para pagar con el móvil el teléfono debe estar desbloqueado, por lo que se deberá conocer el patrón de desbloqueo o el pin o superar el reconocimiento facial o dactilar (Google Pay ofrece una opción para pagar sin desbloquear el teléfono, algo que se puede anular).
  • Dependiendo del wallet, la operación se tendrá que autorizar con un sistema de reconocimiento facial o dactilar así como una contraseña.

Además, si se pierde el teléfono ose pueden eliminar las tarjetas de forma remota por medio de los diferentes sistemas de seguridad de cada compañía.

El único «pero» que algunos expertos le ponen al pago móvil es la intervención del token único generado para realizar una transición mediante las wallet del móvil. Hay quien dice, como el profesor Zhe Zhou de la Universidad Fudan de China, que un atacantes podría ese código generado por el token e impedir que llegue al servidor de pagos. Por el momento n ose ha dado el caso.

Escrito por Miguel Martínez

Fuente > Help My Cash