Los nuevos Huawei P30 presumen de un procesador que otorga un rendimiento sin comparación, de unas cámaras que se alzan a los primeros puestos de DxOMark y de una batería por encima de la media. Pero si por algo se diferencian los nuevos topes de gama de Huawei de los smartphones de la competencia es por la doble NPU de su Kirin 980 que potencia a los Huawei P30 y Huawei P30 Pro con interesantes funciones de IA.

Ya hemos visto, en anteriores artículos, como esta IA ayuda a conseguir unas fotos impresionantes, a gestionar el consumo de batería o a adaptarse al uso del usuario en función de cómo trabaje con el smartphone. Pero esta Inteligencia Artificial no responde solo al uso, sino también a nuestra voz, el siguiente paso en la evolución lógica de la IA aplicada a los teléfonos móviles.

ia voz

Máquinas más humanas gracias a la IA

Los ordenadores, los teléfonos inteligentes, los Smart TV o los altavoces inteligentes, en pleno 2019, tienen la capacidad de entender al usuario. Esta tecnología es especialmente interesante en los teléfonos móviles, el dispositivo con el que interactuamos la mayor parte del tiempo. Por ello es tan importante que estos terminales sean capaces de asimilar y comprender la mente humana por medio de tecnologías como el machine learning o el razonamiento lógico.

Gracias a este aprendizaje, el smartphone es capaz de, no solo escuchar lo que decimos, sino también entendernos. Para ello Huawei usa una combinación exclusiva de un hardware específico para Inteligencia Artificial, como es la doble NPU de su procesador. En los smartphones de Huawei dotados con IA, se utiliza el micrófono para captar nuestra voz, que es digitalizada y se envía a un servidor. Este servidor es el que puede producir una respuesta, una acción. Huawei acelera este proceso realizándolo íntegramente en el smartphone.

Huawei IA

La voz, mandando sobre la IA

Más allá de nuestras manos, e incluso nuestras huellas digitales o nuestro rostro, la voz es la nueva forma de usar el móvil. Podemos configurar recordatorios mediante la palabra, realizar búsquedas en la Red o establecer diferentes ajustes en función de nuestras peticiones. Incluso aplicaciones como Google Assistant son capaces de cantarnos una canción o contarnos algún que otro chiste.

Lo que antes era cosa del futuro, hoy está más presente que nunca y por medio de la voz podemos controlar toda la demótica del hogar, siendo el smartphone el centro neurálgico de todas nuestras órdenes.  La cantidad de cosas que puede hacer un dispositivo, como respuesta a nuestra voz, y la velocidad a la que es capaz de procesar la solicitud, dependen de forma directa de la Inteligencia Artificial y en este campo Huawei va un paso por delante.