Prueba y opinión del Xiaomi Mi 9 SE: un teléfono bien acabado y completo

Xiaomi

La gama media es uno de los segmentos del mercado de teléfonos móviles más complicados que existen, ya que prácticamente todos los fabricantes ofrecen dispositivos que son atractivos. Uno de los que ahora mismo más llama la atención, por su hardware y novedad, es el Xiaomi Mi 9 SE. Indicamos qué es lo que se puede esperar de él.

Como se puede ver en la ficha completa del Xiaomi Mi 9 SE, este smartphone incluye unos componentes principales que están muy bien dimensionados. Un ejemplo de lo que decimos es que el terminal llega con 6 GB de RAM, una cantidad  más que suficiente para que el sistema operativo Android Pie que utiliza se ejecute con una más que aceptable solvencia. A esto también ayuda que el procesador integrado sea un Snapdragon 712 un modelo de ocho núcleos que utiliza tecnología de fabricación de 10 nanómetros.

Imagen trasera Xiaomi Mi 9 SE

El dispositivo del que hablamos se maneja con bastante comodidad, algo que en parte se debe a que la pantalla que utiliza es de 5,97 pulgadas tipo AMOLED y no obliga que las dimensiones sean especialmente grande ya que el aprovechamiento frontal es bastante destacable. Por cierto, al Xiaomi Mi 9 SE no le faltan detalles propios de la gama alta de producto, como puede ser que el lector de huellas está integrado en la pantalla y que, además, su cámara trasera incluye tres sensores, con una resolución el principal de 48 megapíxeles.

Xiaomi Mi 9 SE: ya a la venta en España el Mi 9 económico

Detalles que se tienen que conocer del Xiaomi Mi 9 SE

Uno que es importante es que la batería, compatible con carga inalámbrica, tiene un amperaje de 3.070 mAh, lo que veremos si resulta un hándicap para que la autonomía sea la mejor posible. Además, a este modelo no le falta una buena conectividad y acabado atractivo. Si deseas conocer todas las sensaciones que nos ha dejado el Xiaomi Mi 9 SE, puedes revisarlas dando uso al siguiente enlace:

Acceso al análisis completo del Xiaomi Mi 9 SE
Escrito por Iván Martín