Puede parecer injusto, pero no tener un smartphone de gama alta en las manos significa estar perdiéndose todo un mundo de innovación y funciones asombrosas. Un ejemplo lo tenemos en el Huawei Mate 20 Pro, que hace uso los potentes sensores de su cámara frontal, capaz de realizar un preciso escaneo 3D de objetos y dotarlos de vida como nunca se ha visto en un dispositivo móvil.

Es uno de los elementos clave del Huawei Mate 20 Pro, pero que ha podido pasar desapercibido para algunos usuarios que no exprimen al máximo cada posibilidad. La posibilidad de realizar escaneos en 3D de objetos abre un mundo de posibilidades que o ha hecho más que empezar. Pongamos un ejemplo práctico del sistema “3D Live Emoji” presente en el Huawei Mate 20 Pro.

Huawei 3D

Animando lo inanimado

Imaginemos un niño pequeño y su peluche favorito. Hasta ahora, eran sus padres los que podían hacer hablar al muñeco o dotarle de movimiento para entretener a su hijo. Ahora, basta con apuntar con las cámaras frontales de nuestro smartphone para que se realice un escaneo preciso de miles de puntos del objeto en cuestión, en este caso un peluche, y al instante lo veremos convertido en un objeto en 3D con posibilidades de Realidad Aumentada e interacción. ¿Imaginas la cara de tu hijo viendo como su peluche se convierte en un objeto animado real?

Múltiples posibilidades

Desde ese momento podremos variar su aspecto o incluso hacer que baile o camine por la habitación ante la cara de asombro de todos aquellos que nunca han experimentado con esta tecnología. Después podremos incluso utilizar los resultados para adjuntarlos en fotografías o vídeos. Para poder realizar todo este procesado, se requiere de un chip que esté a la altura y que soporte la carga de trabajo y los cálculos matemáticos que se llevan a cabo para conseguir estos resultados. El Kirin 980 de Huawei con su doble NPU para la Inteligencia Artificial, es el principal responsable de llevar a buen puerto el escaneo realizado con los 3D Live Emojis.

Sensor frontal infrarojo

La combinación perfecta para poder realizar estos escaneos 3D tan precisos y que no son posibles con la mayoría de móviles del mercado, es gracia al potente sensor de 24 megapixels frontal, presente en el Mate 20 Pro. Este sensor se combina con otra cámara infrarroja que escanea en un espectro de luz invisible y que detecta minuciosamente cada detalle por pequeño que sea. El usuario tan solo tiene que encargarse de enfocar con el móvil al objeto y realizar unas pequeñas pasadas para que el terminal pueda tener acceso a todos los ángulos y detalles del objeto.

Huawei-Mate-20-Pro-3D-Face-Unlock

Las posibilidades a futuro de esta tecnología tendrán implicaciones en muchos ámbitos además del ocio. Pero, imaginad poder convertir el peluche o juguete favorito de un niño en el protagonista de un videojuego. Todo esto y más será posible en un futuro no muy lejano. Mientras tanto tenemos la vista puesta en los nuevos Huawei P30 y P30 Pro que vuelven a ampliar este abanico de posibilidades gracias a la IA.