En el último año nos hemos acostumbrado a ver como muchos fabricantes con Huawei a la cabeza, han inundado el mercado con diferentes smartphones potenciados con funciones de IA. ¿Sabes cuántos tipos de Inteligencia artificial existen actualmente? Vamos a centrarnos en los 3 grandes subgrupos que definen el ayer, el hoy y el mañana en cuanto a temas de dispositivos inteligentes.

IA Racional, IA emocional y las redes neuronales dan forma a la evolución que van a sufrir nuestros móviles de cara al futuro. No solo en los próximos años tendremos móviles compatibles con redes 5G o con diseño plegable, sino que nuestros smartphones serán tan inteligentes que podremos interactuar con ellos como si de un ser humano se trata. Y ello supone muchas ventajas.

inteligencia artificial

IA Racional

La IA racional es la que está ya presente en muchos de nuestros terminales que podemos encontrar en el mercado, con los Huawei Mate 20 y Mate 20 Pro cómo máximo exponente gracias a la doble NPU presente en el procesador Kirin 980 que han estrenado en exclusiva los dos topes de gama de la firma tecnológica. Hablamos de dos de los smartphones que más han innovado en este campo, llevando a la Inteligencia Racional a cotas nunca antes vistas.

Esta IA racional, hace referencia a una máquina «inteligente»que es capaz de percibir su entorno y llevar a cabo acciones que maximicen sus posibilidades de éxito en algún objetivo o tarea. De esta forma además de advertir lo que nos rodea, por medio de las redes neuronales la IA aprende de el mismo y del usuario para ofrecer la mejor opción de respuesta para el usuario en un sinfín de posibilidades.

esquema redes neuronales IA

Expertos en IA definen este tipo de inteligencia como  “la capacidad de un sistema para interpretar correctamente datos externos, para aprender de dichos datos y emplear esos conocimientos para lograr tareas y metas concretas a través de la adaptación flexible”. Ello implica que cuanto más inteligentes se vuelven nuestros dispositivos, menos inteligentes parecen, pues sus posibilidades pasan a adquirir el rango de normal.

Actualmente nuestros dispositivos equipados con IA racional son capaces de reconocer objetos, aplicar ajustes de forma autónoma para regular el consumo de batería, ajustar los parámetros de la cama en función de lo que tengamos delante e incluso mostrar información de la comida que tenemos en nuestro plato. Todo ello pasará a ser normal en cuanto se desarrollen las tecnologías de IA emocional.

huawei facial ia

IA Emocional

Entramos de lleno en un futuro más cercano que lejano. La IA emocional es el siguiente paso en la evolución lógica de las tecnología de IA actuales. Según advertimos en el Observatorio IA, los próximos años estarán definidos por una fuerza que llevará a las personas a relacionarse con las máquinas, y viceversa, en lo que se conocería como Inteligencia emocional.

La próxima generación de IA mejorará la capacidad de las tecnologías actuales con el fin, no solo de comprender el lugar o el entorno que nos rodea, sino que pronto estas funciones estarán listas para comprender las emociones humanas, pudiendo así adaptarse, aprender y actuar en consecuencia. De esta información se pueden extraer respuestas humanas en tiempo real o habilitar otras capacidades que ayuden al ser humano, objetivo principal que siempre han perseguido compañías como Huawei con cada nueva investigación en el sentido de la IA.

ia emocional

La clave la encontramos en los asistentes inteligentes. En 2018 más del 50% de usuarios entra en contacto a través de chats o herramientas con bots u otras alternativas de inteligencia artificial racional y el 62% de estos usuarios se sienten cómodos al interactuar con este tipo de inteligencias que tienen a Sir y a Google Assistant como sus mayores exponentes.

La inteligencia emocional será el punto diferenciador entre un producto excelente y un producto bueno y pronto podremos categorizar productos en base a esta nueva tecnología.

Redes neuronales

Tanto una IA como la otra dependen en gran medida del hardware y el software implícito por cada fabricante, pero pronto quedarán relegadas al pasado con la creación de infraestructuras de redes neuronales. Estas RNA son una tecnología de gran relevancia para el futuro pues trata de replicar el comportamiento de las neuronas en la naturaleza mediante complejos modelos matemáticos.

red neuronal

El objetivo de estas redes no es aportar funciones de IA a un determinado producto, si no generar directamente un producto inteligente, más similar a un humano que a un ordenador. No se trata de una tecnología de reciente creación pues, desde los años 80, el uso de modelos de redes neuronales ha servido para resolver una amplia variedad de tareas que se escapan a la programación, como el reconocimiento de voz. De hecho móviles de Huawei como el Mate 10 o los mencionados topes de gama de la marca se valen de estas redes neuronales para que el “machine learning” permita aprender del usuario y actuar en consecuencia. Es por ello que cuanto más usemos nuestro móvil, más sabrá como satisfacer nuestras necesidades.