Samsung Galaxy A10, procesador Exynos y 2 GB de RAM para lo nuevo de Samsung

Samsung

Aunque generalmente y con algunas excepciones, las compañías lanzan sus “flagships” de un año para otro, la batalla en la gama media es otro cantar. Durante el año las marcas lanzan varios modelos que van actualizando y añadiendo mejoras para ser lo más competitivos posibles en una gama media dónde se reparte el mayor pastel de la industria. Ahora, acabamos de conocer nuevos detalles sobre el Galaxy A10, un terminal de Samsung que podría ver la luz pronto.

El Galaxy A9 se presentó como el primer smartphone de Samsung con cuatro cámaras traseras. Esto supone un paso adelante en la gama media, que poco a poco va incorporando elementos anteriormente reservados a los buques insignia. Con el rumoreado Galaxy A10 Samsung haría algo parecido, ya que uno de los aspectos que más suenan para este dispositivo es un sensor de huellas bajo la pantalla. Esta tecnología apenas está comenzando a verse en los smartphones de gama alta, por lo que la compañía coreana podría comenzar a democratizar esta tecnología en terminales por debajo de los 300 euros.

Potencia comedida

El nuevo Galaxy A10 suena como el primero de toda una familia de terminales de la futura serie A de Samsung, que lanzaría hasta seis dispositivos comenzando con el citado A10 y llegando hasta el Galaxy A60. El supuesto Galaxy A10 acaba de pasar ahora por el programa de rendimiento GeekBench, revelando algunas de sus características técnicas.

samsung-galaxy-a10 geekbench

El Samsung Galaxy A10 llegaría con un procesador inédito en la marca

Para empezar y al contrario de lo que creímos en su momento, el terminal no montará un Snapdragon 710, sino que apostará por Exynos, marca de la casa, concretamente con el chip 7885. Se trata de un procesador de probada eficacia como hemos visto ya en algún modelo de la compañía como el Galaxy A8 de 2018. Por otra parte, el análisis de Geekbench también revela una memoria RAM de 2GB, lo que lo lleva directamente a la gama media, aunque siendo generosos, ya que en pleno 2019 y con apenas lanzamientos de smartphones con 1 GB de RAM, podríamos relegarlo fácilmente a la gama de entrada. No obstante, la posible inclusión de elementos avanzados como el citado sensor de huella en la pantalla, le hacen subir un pequeño escalón.

Otro de los atractivos del terminal y que están cobrando fuerza, es que podría aterrizar con el sistema operativo Android One, un sistema limpio de capas de personalización que podrían hacer que el rendimiento del dispositivo estuviera a la altura.

Escrito por David Girao

Fuente > SlashLeaks