Llamada perdida de un +881, quién está detrás y por qué no debes coger la llamada

Generales

Los timadores clásicos, encontraron en la telefonía móvil una manera más sofisticada de llevar a cabo sus  clásicos engaños. Generalmente y como todo timo, se aprovechan de la ignorancia de la víctima para desplumarla de diferentes maneras. Hace ahora diez años, se desmantelaba una red de estafas por sms que pedía a los usuarios que marcaran un 905 si querían escuchar el mensaje que alguien les había dejado. El problema era creer que un familiar o amigo nos había dejado un mensaje y llamar casi sin pensar, a ese 905. Las víctimas de aquel fraude se contaron por millares…

Hoy no es necesario recibir un mensaje, basta con ver que tenemos una llamada perdida para devolverla y que nos cobre el oro y el moro. Así es como funciona el fraude de la llamada con pre-fijo +881. Fácil y conciso: si te llaman, no lo cojas, si ves una llamada perdida, no la devuelvas, porque estás ante el timo de las llamadas vía satélite.

Modus operandi

Los usuarios que han sido víctimas de este engaño, reciben una llamada desde un prefijo que en la mayor parte de las ocasiones es un +881, aunque también puede ser un +371. Se trata de llamadas realizadas desde teléfonos vía satélite, cuyos dueños buscan que les devuelvan la llamada para que la víctima pague un dineral al tratarse de un número de tarificación especial. Estos teléfonos no usan las redes de telefonía habituales, sino la red proporcionada por algún satélite, por lo que son suelen usarse en zonas sin red telefónica o cuando las infraestructuras de alguna población quedan destrozadas por los desastres naturales.

timo 881

El destino de estas llamadas suele ser incierto, pero en ocasiones se han rastreado desde países como Albania, Nigeria o Ghana. Por lo general es difícil descubrir el origen, sumado a que un número muy bajo de afectados suele denunciar este tipo de fraude.

Nueva estafa de WhatsApp: no, Heineken no regala cerveza gratis

No es de Galicia, pero se parece…

En algunas ocasiones y en el caso concreto de España, muchas de estas llamadas perdidas han sido devueltas al confundirse fácilmente con el prefijo de Galicia. Es importante saber que de tratase de un teléfono real de la provincia gallega, el teléfono comenzaría por +34881 o solo por 881, sin el símbolo «+» pero en ningún caso +881. Esto se debe a  que los prefijos provinciales siempre van solos o junto al prefijo internacional del país al que correspondan.  El prefijo +881 no corresponde a ningún país, sino al sistema satelital móvil, o lo que es lo mismo, a los teléfonos vía satélite que hemos comentado más arriba. Algunos de estos teléfonos son de compañías especializadas como Iridium, Globalstar y Thuraya.

A diferencia de otros timos que pueden ser detectados y desmantelados, el timo del prefijo +881 perdura en el tiempo y lo seguirá haciendo. La única medida de prevención es la información masiva a la población. Si los responsables dejan de conseguir que se devuelvan las llamadas, se terminará el timo y otra cosa…

Escrito por David Girao