Esta “factura” detalla por qué el Samsung Galaxy F costará 1.600€

Samsung

No cabe duda de que estamos ante uno de los móviles más esperados de 2019, ya que probablemente suponga un antes y un después en el mercado de smarphones. Hablamos del Samsung Galaxy F, el primer móvil de pantalla flexible de la marca. Ahora han filtrado una “factura” que explica por qué costará 1.600€.

El primer móvil flexible de Samsung se ha dejado ver ya en la conferencia de desarrolladores de la marca coreana, aunque ya lo han imaginado numerosas veces en distintos render.

Desglosan el coste de fabricación del Samsung Galaxy F frente al iPhone XS Max

Los móviles de más de mil euros ya son algo normal en el mercado, cuando Apple rebasó esta barrera con su iPhone X muchos se llevaron las manos a la cabeza, pero sobre todo en este año 2018 hemos visto varios modelos que han pasado holgadamente de esa cifra. Y el Samsung Galaxy F, el móvil más revolucionario que podremos comprar en 2019, rebasará ampliamente también los mil euros. De hecho se espera que el precio sea de unos 1.800 dólares, unos 1.600 euros al cambio.

Samsung Galaxy F

Este coste se ha detallado en una factura ficticia desvelada por la agencia coreana CGS-CIMB Research, que ha comparado el coste de fabricación del nuevo teléfono de pantalla plegable con el del iPhone XS Max o el propio Samsung Galaxy S9+. Y lo que nos queda claro con esta factura es que el Samsung Galaxy F es el móvil más caro de fabricar de los tres, además con mucha diferencia. Frente al coste de fabricación del Galaxy F, que es de 636,7 dólares, el del iPhone XS Max es de 390 dólares y el del Samsung Galaxy S9+ de 375,8 dólares.

Concepto de smartphone plegable de Samsung

En cuanto al margen de beneficio con el que contará el nuevo smartphone de pantalla plegable, será del 65%, el mismo del iPhone XS Max, y 10 puntos por encima del Samsung Galaxy S9+. Y como era de esperar, la principal diferencia en el coste del Samsung Galaxy F frente a los otros dos modelos, es la pantalla. De hecho en el smartphone de Samsung la pantalla cuesta 218,8 dólares, mientras que en el iPhone XS Max es de 120 dólares, casi la mitad, y en el Samsung Galaxy S9+ de 79 dólares, un tercio del coste de la pantalla del nuevo terminal. En cualquier caso, si tenemos en cuenta que algunas ediciones especiales del Mate 20 Pro, el Oppo Find X, o las mejor equipadas del iPhone XS Max alcanzan los 1.600 euros, no es para nada descabellado el precio que ha fijado Samsung para el que será el móvil más exclusivo del mercado.

Escrito por Jorge Sanz

Fuente > GSMArena