Toma de contacto y opinión de los Nokia 7.1 y Nokia 5.1 Plus

Nokia

A finales de septiembre y primeros de octubre Nokia nos deleitó con dos lanzamientos globales. Se trataba de los Nokia 5.1 Plus y Nokia 7.1, respectivamente, dos nuevos terminales que ahora al fin anuncian su llegada al mercado español. Vamos a repasar sus cualidades y, de paso, mostrarte cómo lucen más de cerca.

Estos teléfonos Nokia aterrizan en territorio español con objetivo de colarse en el cada vez más abultado sector de la gama media con unos precios que se encuentran por debajo de los 300 euros. Como ya te hemos adelantado en este artículo sobre los precios y disponibilidad de los nuevos Nokia 7.1 y Nokia 5.1 Plus, el primero se adelantará a su hermano a la hora de comercializarse, dejándose caer en la semana del 29 de octubre -es decir, la que viene- mientras que el Nokia 5.1 Plus no podrá verse por los escaparates hasta la primera semana de diciembre. Pero, ¿qué tal lucen en la mano?

Nokia 5.1 Plus y Nokia 7.1: toma de contacto

El Nokia 5.1 Plus es considerado una actualización del Nokia 5.1, centrándose principalmente en un cambio de pantalla con un panel que ahora es más grande (5,86 pulgadas) y que incluye “notch” -aunque en el caso del mercado europeo y concretamente español, te confirmamos ya que viene oculto (por software) y sin posibilidad de “destaparlo”. Como verás en las imágenes, el teléfono luce un diseño muy clásico y sin sorpresas, donde hay un aumento de sus proporciones y se introduce la cámara doble en la espalda. En su interior, recuerda, corre un procesador MediaTek Helio P60 de cuatro núcleos junto a 3 GB de RAM y 32 GB de memoria interna.

Su sensación en la mano es buena, con un acabado y unos materiales de construcción que, para el precio que tiene, resultan atractivos y muy decentes -solo se le puede poner como pega que los dedos se marcan casi con solo mirarlo. El terminal corre Android One, ofreciendo una experiencia “pura” y limpia, como cualquier otro teléfono con esta versión del SO.

Respecto al sistema fotográfico que antes mencionábamos de pasada, se compone de dos sensores de 13 y 5 megapíxeles, con una apertura de la cámara principal de f/2.0. En cuanto a la frontal, viene con un sensor de ocho megapíxeles, con apertura f/2.2 y gran angular de 80.4 grados.

El Nokia 7.1 es algo más avanzado que su hermano. Su pantalla PureDisplay es de 5,84 pulgadas con resolución 2.244 x 1.080 píxeles y soporte HDR. Su diseño se parece bastante al del Nokia 5.1 Plus, y aunque luce un acabado algo menos brillante, también atrapa las huellas con ganas.

Android One es de nuevo el encargado de ofrecer una experiencia de stock al usuario, combinado con un procesador Qualcomm Snapdragon 636 de ocho núcleos, 3 Gb de RAM y 32 GB de memoria interna. Su batería es de 3.060 mAh, capacidad que comparte con el modelo 5.1 Plus, por cierto.

Nokia presume bastante de su doble cámara, con dos sensores de 12 y 5 megapíxeles, con doble sistema de enfoque rápido PDAF, soporte HDR, tecnología de Inteligencia Artificial y un modo Pro (manual) rediseñado que nos gusta bastante. Las ópticas tienen por cierto la firma de ZEISS y unos valores de apertura de f/1.8 y f/2.4, respectivamente.

Dos terminales, como ves, que sin traer grandes sorpresas, ofrecen prestaciones y unas primeras buenas sensaciones muy acordes con su precio. ¿A ti qué te parecen? ¿con cuál te quedas?

Escrito por Drita