ZTE al borde del abismo: el Senado americano bloquea su acuerdo con Trump

ZTE

ZTE vuelve a estar en serios problemas. Cuando su conflicto con Estados Unidos parecía llegar a su fin después de arduas negociaciones con Donald Trump y un costoso acuerdo al que ZTE no había tenido más remedio que acceder, ahora el Senado de Estados Unidos se ha enfrentado a su propio presidente y ha reformado la Ley Nacional de Defensa, dejando el acuerdo anterior sin validez alguna y dejando a ZTE en una situación muy complicada.

Os recordamos que al cuerdo anterior obligaba a ZTE a pagar una cuantiosa multa de mil millones de dólares (más otros 400 millones a modo de garantía) y reformar su cúpula directiva, la cual quedaba intervenida de facto por Estados Unidos mediante lo que se designó como un “equipo de cumplimiento”.

A pesar de que dicho acuerdo permitía a ZTE volver a hacer negocios en el país americano con la posibilidad de volver a comprar chips a Qualcomm y otros fabricantes estadounidenses, el Senado sigue considerando a la empresa china como peligrosa para su seguridad, por lo que han votado a favor de una reforma que limita los poderes de su presidente.

El acuerdo con ZTE no gustó a casi nadie

Parece ser que el acuerdo al que llegó Donald Trump no fue muy bien recibido, y no solo por el partido demócrata, sino que desde el propio partido Republicano no vieron con buenos ojos la solución que el presidente había dado al conflicto con ZTE.

ZTE-CONFLICTO-USA

La forma de dejar en la estacada a Trump ha sido reformar la Ley de Defensa Nacional, ya que os recordamos que todo este conflicto de ZTE con USA vino a raíz del incumplimiento por parte de los chinos de un acuerdo de bloqueo comercial sobre Irán, el cual vino además acompaño de algunas acusaciones de espionaje realizadas por ZTE a través del firmware de sus teléfonos.

En resumidas cuentas, el Senado americano ve a ZTE como un peligro para la seguridad del país y han reformado la mencionada ley para que dicho Senado tenga el poder de revocar actos unilaterales del Gobierno, por lo que en esta materia, Trump queda atado de pies y manos y a merced de lo que decida la cámara.

Volvemos al principio y Huawei también va a resultar afectada

Con la reforma de la Ley de Defensa Nacional, el gobierno de Estados Unidos tiene terminantemente prohibido comprar (o alquilar) material a ZTE y el fabricante chino de smartphones no podrá realizar ninguna operación comercial con Estados Unidos, lo que implica nuevamente volver a quedarse sin los procesadores de Qualcomm así como cualquier otro chip de la misma compañía o de cualquier otra compañía americana como Intel.

ZTE smartphone

Esta claro que para las empresas americanas el volumen de ventas que implica ZTE no les supondrá un varapalo significativo, pero para ZTE esta decisión los coloca al acuerdo del abismo y con muy poco margen de maniobra para poder reanudar su actividad, por no hablar de que el mercado norteamericano supone el 30% de sus ingresos.

Análisis del ZTE Blade V9

La cuestión además se extiende a otras empresas, ya que la prohibición impuesta al Gobierno por el Senado abarca todas las empresas chinas, por lo que Huawei podría ver como el mercado norteamericano le cierra también sus puertas, con la pérdida de ingresos que ello conllevaría.

ZTE smartphone

Desde luego, sería una pena que una empresa como Huawei, que es uno de los mayores vendedores del mundo y que últimamente está creando smartphones de muy alto nivel, tuviese que pagar las consecuencias de todo este conflicto.

Esperamos que al final Estados Unidos de un respiro a ZTE y puedan llegar a un nuevo acuerdo que satisfaga a ambas partes. Os seguiremos informando de la evolución de esta historia.

Escrito por Javier Cordovilla

Fuente > Techradar