Prueba y opinión del ZTE Blade V9

ZTE

El terminal ZTE Blade V9 ha sido uno de los que se ha presentado en el Mobile World Congress 2018. Este es un modelo de gama media que integra detalles bastante interesantes y que, lo cierto es que supone una buen evolución para la compañía China. Os contamos lo que nos ha parecido este dispositivo con sistema operativo Android Oreo.

Como ocurre ya con una buena cantidad de dispositivos del mismo segmento al que pertenece el ZTE Blade V9, la pantalla que integra el smartphone tiene un ratio de 18:9, por lo que facilita su agarre. Las dimensiones que tiene el panel IPS integrado son de 5,7 pulgadas, por lo que existe espacio suficiente para disfrutar de forma más que correcta de contenidos multimedia y juegos (y sin que, por ello, las dimensiones sean muy elevadas).

Primera toma de contacto y opinión del ZTE Blade V9 2018

En lo que tiene que ver con el hardware principal, el elegido por la firma asiática tiene luces y sombras como se ve en la ficha del ZTE Blade V9. Así, por ejemplo, lo mejor es la memoria que se integra, donde es posible elegir entre 3 o 4 GB de RAM y, el almacenamiento, asciende a unos excelentes 32 o 64 gigas ampliables. El procesador es un SoC de Qualcomm que ofrece ocho núcleos y una GPU Adreno 506, por lo que hablamos de un Snapdragon 450 que, sin duda, aporta solvencia.

Imagen lateral del ZTE Blade V9

Análisis completo del ZTE Blade V9

Este terminal de ZTE incluye opciones tan interesantes como el uso del lector  de huellas ubicado en la parte trasera y, además, no le faltan dos sensores en su cámara principal (de 16 y 5 megapíxeles). Por lo tanto, sobre el papel el modelo del que hablamos es bastante completo y es una buena posibilidad para los que buscan un dispositivo por debajo de los 300 euros sin por ello no perder funcionalidades que ya son consideradas básicas, como la recarga rápida. Si deseas conocer de forma pormenorizada lo que nos ha parecido el ZTE Blade V9, utiliza el siguiente enlace:

Prueba completa del ZTE Blade V9
Escrito por Iván Martín