Así será la carga inalámbrica del iPhone 8 y iPhone X sin base de carga

Apple

Hoy ya hemos podido ver las primeras opiniones de los nuevos iPhone 8 y con ello recibir una de las novedades más esperadas de ellos: la carga inalámbrica. Aunque vemos que ni siquiera han llegado a España y ya se está preparando otro tipo de tecnología de carga inalámbrica, tanto para el iPhone X como el iPhone 8.

Los nuevos iPhone han sido una pequeña revolución en Apple – únicamente en Apple debido a que casi todas las tecnologías que han incorporado estaban en la competencia-. Después de varios años de pedírselo, hemos visto como la compañía de la manzana por fin ah puesto una tecnología de carga rápida en su móvil, y no conforme a ello, han incluido también la opción de cargarlo sin cables.

Comparativa entre la batería y rendimiento de iOS 11 con iOS 10

Esta tecnología no será nada barata para el consumidor, ya que su base de carga inalámbrica podría estar cerca de los 100 euros, y superando los 150 la base de carga que tiene espacio suficiente para un iPhone, los Airpods y un Apple Watch. Con esto vemos la gran apuesta que ha hecho Apple en el mercado, respecto a otros años.

El iPhone X y los iPhone 8 se podrán cargar sin cables, ¿y sin base de carga?

Pues esta es la noticia que traemos. Una startup americana está trabajando ahora mismo en una base de carga la cual consta de un campo magnético que cargará todos los dispositivos que estén en un pequeño radio, lo que nos haría olvidar las bases de carga y haría honor al nombre de carga inalámbrica, sin necesidad de que esté en contacto con cualquier base de carga.

Ya han comentado que están trabajando en ello y que esperan que en los próximos meses salga algún prototipo. No será una tecnología de carga ráida ya que tendrá una potencia máxima de 10w, un poco más que el cargador normal del iPhone, pero sí más rápido que la propia carga inalámbrica de Apple.

La mala noticia, es que tampoco será algo barato. El dispositivo que quieren fabricar será una especie de base enorme la cual cargaría a todos los terminales que estén en una distancia menor de 30 cm -y que sean compatibles con ello- y su precio no bajará de los 200 dólares. No parece tan caro si nos damos cuenta de que puede tener muchos usos, como el de cargar todos los móviles de una oficina de forma inalámbrica sin necesidad de cables.

Veremos a ver si pueden hacer este producto con bastante seguridad dado que mucha gente no le gustará que haya un dispositivo en su casa que esté en todo momento mandando ondas o creando un campo magnético, dado que muchos estudios han comprobado que a la larga ciertas ondas pueden afectar a la salud del cuerpo humano.

Escrito por Miguel Ángel Ramírez Ciarreta

Fuente > 9to5Mac