Android O permitirá instalar actualizaciones en smartphones con poca memoria disponible

Android

Android O, que en los próximos días se liberará como actualización oficial en forma de Android 8.0, nos traerá aún más cambios de los esperados. Según la información detectada en la página del código fuente de Android, Google tiene intención de integrar un nuevo método para instalar actualizaciones en smartphones con poco espacio de almacenamiento.

Android 7.0 Nougat ya implementó un nuevo sistema de particiones destinado a introducir las denominadas actualizaciones seamless. Un método encaminado a optimizar la forma en la que se instalan las actualizaciones del sistema, más seguro y rápido. Ahora, Android O –Android 8.0- dará una vuelta de tuerca más a este sistema de particiones puesto que la compañía pretende que sea posible la instalación de actualizaciones en smartphones sin memoria interna disponible.

Chrome tendrá su propio canal de notificaciones en Android O, ¿qué significa?

Android O y el nuevo sistema de actualizaciones en streaming

La mejora tiene un objetivo muy claro: evitar que las actualizaciones del sistema sean canceladas por falta de memoria interna en un smartphone. Y es que hasta la fecha, Android almacena la descarga del archivo necesario para llevar a cabo la actualización en la memoria interna destinada al usuario. Por tanto, cuando el sistema de almacenamiento interno está al máximo, sin apenas espacio libre, no es posible llevar a cabo la descarga del fichero y, por ende, la posterior instalación del nuevo firmware.Falta de memoria para el proceso de actualización en Android O

Este tipo de inconvenientes está a punto de finalizar con Android O. Según han desvelado a partir de la página del código fuente de Android, Google habría implantado una especie de instalación de actualizaciones en streaming.

Android 7.0 Nougat nos obligará a comprar smartphones con 64 GB de memoria

¿Y qué significa?

Sencillo. A partir de Android 8.0, la descarga de los archivos necesarios para proceder con las instalaciones pasa directamente a almacenarse en la partición oculta en la que hasta ahora se llevaba a cabo la instalación de actualizaciones en segundo plano. De este modo, Android evita que sea necesario un espacio de almacenamiento determinado en cada actualización.

Del mismo modo, este nuevo sistema de descarga en streaming podría implementarse por igual en los servicios de Google Play. Por lo tanto, cada vez que sea necesaria la actualización de esta parte del sistema que se encarga de dar funcionalidad a los servicios de Google, los archivos necesarios pasarían a descargarse en la partición oculta, evitando así nuevamente problemas por espacio de almacenamiento insuficiente.

Escrito por Víctor Rodríguez

Fuente > Ars Technica