Prueba y opinión del Moto G5

Motorola

La nueva apuesta por la gama media de Lenovo es una realidad, y en MovilZona hemos tenido la oportunidad de analizarla. Nos referimos al Moto G5, un modelo que llega con una clara evolución en algunos apartados y que busca mantener su posición privilegiada en el mercado al que pertenece.

Una de las primeras cosas que llaman la atención del Moto G5 es que su pantalla se reduce respecto a la que ofrece el modelo al que sustituye en el mercado. Ahora esta es de 5 pulgadas, con resolución Full HD y, por lo tanto, hablamos de una densidad de píxeles que supera los 400 ppp sin problema. Eso sí, el aprovechamiento del frontal no es precisamente el mejor de sus detalles.

Respecto al hardware principal, como es el procesador y la RAM, la oferta que se incluye en el interior del Moto G5 es correcta y hace pensar en un rendimiento bastante adecuado. Así, la elección es un Snapdragon 430 de ocho núcleos (con una GPU Adreno 505) y, la memoria, asciende a 3 GB en el mejor de los casos –hay una variante que se queda en los dos “gigas”-. Por cierto, el almacenamiento interno también está disponible en dos opciones: 16 y 32 GB, siempre ampliables.

Imagen trasera del Moto G5

Prueba y opinión del Moto G5

Hay detalles que se tienen que revisar de forma pormenorizada en el análisis completo del teléfono, como por ejemplo los 2.800 mAh que ofrece su batería, que está por ver si permite una autonomía adecuada (todo apunta a que sí, ya que el hardware no es el más exigentes del mercado). En lo que tiene que ver con la cámara principal, la elección para el Moto G5 es un señor de 13 megapíxeles con apertura F:2.0 que pinta muy buenas maneras.

Si deseas tener claro qué es lo que nos ha parecido el Moto G5 una vez que lo hemos probado durante un tiempo, en el siguiente enlace de MovilZona puedes revisar todos y cada uno de los detalles que hemos obtenido en la prueba realizada.

Escrito por Iván Martín