La UE alerta del peligro de los cargadores de Xiaomi y anima a dejar de usarlos

Escrito por Miguel Martínez
Móviles

La UE acaba de emitir una circular de lo más preocupante para la gran mayoría de propietarios de un smartphone de Xiaomi. Concretamente el documento hace referencia a un tipo de cargador de la compañía que podría provocar daños graves a los usuarios. De hecho desde la propia tienda de Amazon hemos recibido un correo alertando de este problema y animando a cambiar de cargador.

Acabamos de ser informados de un potencial problema de seguridad que afectaría a los cargadores tipo CH-P002. Este aviso de seguridad no afecta ni al teléfono móvil ni al el cable USB incluido en el packaging de la mayoría de modelos de Xiaomi, sino únicamente al cargador, respecto al cual se han pronunciado las autoridades europeas.

El aislamiento entre los circuitos del cargador no es suficiente, lo que puede causar una descarga eléctrica. Los pines del adaptador de enchufe no tienen un collar de aislamiento, por lo que al insertar la clavija el usuario puede tocar las clavijas en vivo. Es por ello que el producto no cumple con los requisitos de la Directiva de Baja Tensión y las normas pertinentes EN 60950 e IEC 60884.

Captura de pantalla 2016-05-24 a las 17.24.10

Deja de usar el cargador CH-P002

El problema es más grave de lo que podría parecer en un principio pues, la mayoría de modelos de Xiaomi funcionan con este cargador, incluido en la caja del producto. Según nuestras informaciones tanto Los Xiaomi 1/2/3 y 4 funcionarían con este componente, de igual manera que la mayoría de variantes de la gama Redmi Note.

Por este motivo y al igual que sugieren tanto la UE como la mayoría de distribuidores, te aconsejamos que dejes de utilizar el cargador de inmediato y busques una alternativa que cumpla las normas de la UE.

Precisamente el organismo lleva años tratando de llevar a buen puerto la propuesta de unificar el uso del puerto micro-USB como el estándar de de carga para terminales móviles. La llegada del USB Tipo C parece acabar con esta política pero desde luego no deja de ser evidente la necesidad de un sistema de carga común para nuestros dispositivos. Por mucho que cada fabricante quiera arrastrar al público a sus sistemas.

También te puede interesar…