Google planea usar la cámara frontal de tu smartphone para mejorar los resultados de búsqueda

Escrito por Miguel Martínez

En plena polémica sobre la privacidad de los usuarios y el acceso que las grandes compañías tienen a nuestros datos privados, una nueva patente otorgada a Google recientemente nos hace preguntarnos hasta que punto pueden llegar las grandes empresas respecto a nuestra información personal, ya que Google planea usar la cámara frontal de nuestros smartphones para mejorar los resultados de búsqueda que facilita su sistema.

Google ha estado trabajando en mejorar sus resultados de búsqueda para el usuario desde el primer día, ya que no podemos olvidar que este es el primer campo de actuación de la compañía. Ahora el próximo paso de la empresa sería hacer uso de los datos biométricos de los usuarios para conocer su reacción ante los resultados de búsqueda que genere su propio buscador.

Esta información se puede extraer de una nueva patente que se abre la puerta a la medición de los datos biométricos del usuario por medio de los sensores integrados en nuestro smartphone, con especial protagonismo para la cámara frontal de nuestros dispositivos, para asegurarse de que los resultados de búsqueda mostrados son exactamente lo que esperábamos.

patente google

Analizando las reacciones del usuario

La patente describe los planes para medir la temperatura corporal y el ritmo cardiaco, la dilatación de la pupila, la reacción de la pupila, la frecuencia de parpadeo, o el enrojecimiento de la cara para juzgar cómo se siente el usuario acerca de los resultados de búsqueda obtenidos tras realizar una consulta en el buscador. Una vez que recogidos estos datos, se enviarían junto a un conjunto de resultados de la búsqueda para ser analizados y otorgar una “puntuación de satisfacción”. Esta puntuación sería clave para mejorar las sucesivas búsquedas.

EL mundo de las patentes está lleno de tecnologías que acaban perdiéndose en el tiempo, por lo que a fecha de hoy no sabemos si esta patente de Google, solicitada allá por el año 2013 y no aceptada hasta hace unos días,  llegará a ser una realidad en un futuro cercano. Lo que si sabemos es que nuestros datos, incluido los biométricos, cada vez son más valiosos para las grandes empresas, y eso, da mucho miedo.

Habrá que esperar para conocer si finalmente Google opta por integrar este tipo de tecnología en el futuro y, sobre todo, si los usuarios aceptan de buen grado esta exposición de su privacidad.

También te puede interesar…

Fuente > The Next Web

Vía > ADSLZone