Descubre qué smartphone es más fácil de arreglar, el Samsung Galaxy S7 Edge o el LG G5

Escrito por Cesar Otero
Android

Dos de los Android de gama alta y respectivos buques insignias en sus marcas, el Samsung Galaxy S7/S7 Edge y el LG G5, son puestos a prueba por los expertos en reparación de iFixit. Y la duda que surge es cuál de los dos terminales coreanos es más sencillo de arreglar, si el G5 o la familia de los S7.

Para el que no los tiene y los desea, ciertamente nada duele más que ver a uno de esos smartphones de gama alta recién llegados al mercado sometidos a las torturas y bancos de prueba de webs, blogs y canales de Youtube. Pero a través de ellos obtenemos información que no conoceríamos de otra manera, como ver los terminales desmontados pieza a pieza y conocer su grado de reparabilidad, algo que el soporte oficial de cada marca no nos contaría.

lg-g5-vs-gs7-
Esto hace la web iFixit, que aparte de informarnos sobre cada elemento que los móviles traen en sus tripas, también nos proporciona tutoriales por si queremos atrevernos a repararlos por nosotros mismos. Con el estreno del LG G5 reciente, vamos a ver cuál de los dos líderes coreanos en telefonía ha creado el terminal más sencillo de reparar y cuál ha concebido una pesadilla para los SAT de todo el mundo. Pero antes de seguir, ¿por cuál apostáis, S7 Edge o el LG G5??

LG G5, como un LeGo

Empezamos por el más nuevo, el G5 de LG, que llegó la semana pasada y con un poco de polémica al descubrirse que su cuerpo no era todo de metal como clamaba el anuncio de la compañía, sino que la parte trasera tenía una buena capa exterior de plástico hasta que llegábamos a la capa de metal. Según iFixit, la naturaleza modular del teléfono se aplica a un diseño interno montado como los LEGO, sin usar pegamento y apenas unos pocos tornillos. El dispositivo es fácil de desmontar, aunque si se nos rompe la pantalla tendremos que cambiar todo el display.

interior del LG G5

Galaxy S7 y S7 Edge, mejor no los dañamos

Con el buque insignia de Samsung para este 2016, los chicos de iFixit son bien claros: No tratéis de repararlo a sno ser que seáis muy expertos, ya que las probabilidades de romper su caro display curvado o el panel trasero al tratar de desmontarlo son altísimas. Y si intentamos acceder al puerto USB, lo más seguro es que el display se rompa. De hecho no podemos cambiar el cristal delantero sin romper el display según la web.

Pero la cosa no mejora cuando ya tenemos acceso al interior, ya que el grado de reparación es muy complicado porque, a pesar que trae componentes modulares con los que es fácil lidiar, el terminal está construido usando mucho pegamento y adhesivo. Y lo mismo dicho para el S7 Edge puede aplicarse al S7 estándar, que aunque no trae pantalla curvada sí es igual de complicado de desmontar.

interior del Galaxy S7 Edge

G5 Vs S7

El ganador, como hemos visto, está claro. Y en su grado de reparación, iFixit le otorga un 8/10 al LG G5 y un 3/10 a ambos modelos S7. De hecho el G5 es uno de los Android de gama alta actuales más sencillos de reparar. ¿Acertasteis con la predicción?