El FBI desbloquea el iPhone 5c cifrado del autor de un tiroteo sin la ayuda de Apple

Apple

A pesar de los intensos roces entre el FBI y Apple con motivo de la negativa de los californianos para facilitar el descifrado de los datos almacenado en uno de sus iPhone –iPhone 5c-, la historia no acabará en los tribunales. Y no porque Apple haya cedido ante las pretensiones de los primeros, sino porque el Departamento de Justicia norteamericano ha comunicado que finalmente han conseguido acceder a la información del smartphone.

La batalla legal llega a su fin, por ahora, puesto que el debate generado por las primeras noticias acerca de la postura del FBI para obligar a Apple y la negativa de ésta a brindarles su ayuda ha calado hondo en el sector. Tanto que se ha creado un precedente dada la repercusión de las medidas que implica que los fabricantes faciliten métodos de “ingeniería inversa” para leer datos cifrados en smartphones de sus clientes.Componentes del iPhone 5c

¿Hacia dónde va el pulso de Apple contra el FBI en favor de la privacidad de los usuarios?

La disputa entre FBI y Apple

A finales del pasado año se producía una masacre en San Bernardino, California, a manos del autor de un tiroteo que causaba la muerte a 14 personas y más de una veintena de heridos. El FBI rápidamente tomo las riendas de la investigación como un caso de terrorismo y vio en el iPhone 5c de uno de los criminales que perpetraron la macabra acción la puerta a muchas de las pistas de lo sucedido. Sin embargo, el citado teléfono contaba con cifrado, una posibilidad que brinda iOS para que la información almacenada en la memoria del dispositivo quede salvaguardada de miradas curiosas. Para acceder a la información sin perderla, el FBI solicitó ayuda a Apple, para que la compañía facilitase el acceso mediante una “puerta trasera”. Sin embargo, los de Palo alto, con Tim Cook a la cabeza, se negaron rotundamente. El caso acabó en los tribunales y la jueza Shery Pym determinó que Apple debía colaborar. El proceso judicial seguía su curso, con Apple reticente y sus pertinentes alegaciones.Cifrado de seguridad

John McAfee afirma en TV que en 30 minutos se puede hackear un iPhone

Cifrado KO

Sin embargo, todo ha dado un vuelco después de que el Departamento de Justicia de EEUU haya notificado que retira la demanda contra Apple. El motivo no ha sido otro que el departamento federal ya no requiere de la ayuda de la manzana mordida dado que han logrado vulnerar la seguridad del iPhone 5c con sus propios métodos.

Aún no ha quedado claro cómo se ha descifrado la memoria del terminal, aunque hemos de recordar que hace unas semanas se sumaba a la causa una empresa israelí especializada. Sea como sea, el caso no llegará a mayores en los Tribunales, pero sí que seguirá generando un fuerte debate acerca de la necesidad de que los Gobiernos puedan acceder a la información libremente para mantener la seguridad nacional. Y es que por otro lado existe la corriente que defiende que los usuarios puedan mantener su privacidad. A este respecto Apple fue firme al optar por no facilitar métodos que vulnerasen su sistema de seguridad con el fin de posicionarse del lado de la privacidad. A este respecto no debemos olvidar que grandes compañías se han sumado a la causa del lado de los de Cupertino. Uno de los destacados, la propia Google.

Escrito por Víctor Rodríguez

Fuente > USAToday


Continúa leyendo

Comentarios

2 comentarios
  1. ElJonan 29 Mar, 16 3:15

    Apple nunca se negó a dar información sobre el iPhone del autor del delito
    Lo que se a negado es a dar una puerta trasera a iOS para que el fbi acceda a todos los iPhone cuando le de la gana
    Espero que cierren esa vulnerabilidad utilizada por el fbi porque perjudica a la privacidad de todos los usuarios de iOS

    0
    1. Ak1rA 29 Mar, 16 12:36

      Si el único método para obtener dicha información era crear una puerta trasera en iOS, entonces Apple SÍ se negó a dar información sobre el iPhone del terrorista. Que esté bien o mal por temas morales o de seguridad del resto de usuarios ya es otra cosa.

      0