Blackberry ha tardado 3 años pero al fin admite la realidad: su futuro sólo está en Android

Y es que no es otra que la que le ha empujado a pasarse por completo al bando de Android como el resto de marcas en el mercado. Recordemos que hace unos tres años presentó Blackberry 10, su nuevo sistema operativo que llegaba con el Blackberry Z10. En ese momento era evidente para todo el mundo, excepto para la empresa canadiense, que no tenían nada que hacer frente a iOS y Android.

John Chen, el CEO que comanda Blackberry desde hace poco más de un año lo tiene claro, y lo admitía hace un tiempo, su futuro pasa, por completo, por Android. Por mucho que la compañía canadiense ha querido aferrarse a su viejo sistema operativo, interesante cuando no existían más smartphones que los suyos o los de un exasperante Windows Mobile pero arrasado por iOS y Android en menos de un lustro, la realidad es tozuda.

BlackBerry Z10 negro vista superior

«El Blackberry PRIV es, esencialmente, nuestra transición al ecosistema de Android. Según nos asentemos en Android, dejaremos de tener dos plataformas y sólo contaremos con ésta en los smartphones» acaba de aseverar Damian Tay, Director Senior para producto en Asia de Blackberry, corroborando así las palabras de Chen, en un reportaje para Economic Times.

¿Por qué no dan el cerrojazo a BB10 ya?

Pues la razón es que, a pesar de que no cuenta con el beneplácito de las ventas o del interés de los desarrolladores, los móviles con BB10 son utilizados por numerosos gobiernos y agencia de inteligencia, convencidos de la seguridad del sistema frente a los de Apple o iOS – conocido es el caso de Obama que no puede tener un iPhone y cuenta con una Blackberry Curve 8890 desde el primer día de su mandato -.

Blackberry Priv

De momento, ese negocio lo tiene seguro, por lo que sería imprudente quedarse sin él en el futuro próximo mientras consigue coger algo de tracción en el mercado masivo. Aún continúa ofreciendo los modelos Passport y Classic mientras el PRIV, su primer Android, está cosechando un interés inusitado para la marca en los últimos tiempos.

Mientras consigue convencer a los Gobiernos y clientes empresariales que los Blackberry con Android son tan seguros como los que tienen BB10, dado que usan los mismos servicios de cifrado y servidores privados, la evidencia es que la compañía tiene que empezar a ganar dinero.

Lo cierto es que con esta estrategia podríamos asistir a un nuevo renacer de un gigante caído. Si consigue su objetivo, en poco tiempo podemos ver como Blackberry vuelve a ganar relevancia en el mercado de consumo mientras mantiene ese estatus entre el mercado más profesional.

¿Creéis posible que se produzca este milagro?

También te puede interesar…