Si tienes el nuevo Apple TV, mucho cuidado con dejar caer al suelo el mando a distancia

Escrito por José Luis
Apple

Esta última semana llegaba a las Apple Store los nuevos Apple TV, el dispositivo con el que pretenden los de Cupertino asaltar los pocos territorios que le faltaban por invadir, como el de las consolas de videojuegos domésticas al poner en el mercado, de facto, su primer modelo de sobremesa basado en su OS móvil de iPhone e iPad.

Ojo al mando a distancia

Pero claro, resulta que para desarrollar este nuevo Apple TV ha tenido que remodelar por completo su mando a distancia pasando de uno completamente normal equipado solo con botones físicos, a otro que añade un trackpad para poder reproducir los mismos movimientos que llevamos a cabo en las pantallas táctiles de los iPhone o iPad.

Claro, ese cambio en el mando trae unas consecuencias inmediatas y es que su fragilidad es infinitamente mayor que aquel mando metálico, robusto y compacto del Apple TV anterior. Ahora, toda la parte superior (donde está el trackpad) está hecha de cristal por lo que a buen seguro que ya sabéis lo que viene a continuación.

Cuidado con las caídas

Este hecho seguro que ha pasado desapercibido a todos, incluso a la propia Apple, que no imaginó que pondría en el mercado un remote tan frágil. Y es que empiezan a aparecer por internet los primeros usuarios que se quejan de la endeblez de este mando remoto de Apple TV. Algunos, como el dueño del que tenéis justo debajo, afirma que quedó así de inservible tras caerse del sofá hasta el suelo de baldosas desde una altura de unos dos pies (unos 60 centímetros).

Apple TV 2015

Ciertamente, parece tener unos daños mayores que la altura desde la que (dice) se cayó pero lo peor no es eso: es que al no funcionar, debe ir a la tienda a comprar otro. ¿Y sabéis cuánto cuesta este remote para el nuevo Apple TV? Pues nada menos que 79 euros.

Si tenemos en cuenta que el Apple TV completo, el de 32 gigas, que es el más barato, sale por 179 euros, pues estamos casi pagando la mitad de lo que nos ha costado el aparato completo así que os podéis imaginar lo contento que estará el usuario por  lo ocurrido. Con estos precedentes ya sabe, si va a comprarse el nuevo Apple TV, mucho cuidado con el mando a distancia, ¡que no se le caiga al suelo!

O tendréis que usar el iPhone en su lugar.

También te puede interesar…