Sabor agridulce al comparar el Snapdragon 820 con el Exynos 7420, A9 y Snapdragon 810

A nadie escapa que el año 2015 para Qualcomm ha sido desastroso porque se ha llevado quejas de muchos usuarios por culpa de su Snapdragon 810 que, a pesar de que juran que ya no se calienta como las primeras versiones del chip, lo cierto es que se han reportado algunos problemas en esas versiones 2.x. Así que el Snapdragon 820 viene a sacarles del atolladero.

Test no muy convicentes

El caso es que han llegado desde una web China una serie de test realizados a los que podríamos considerar como principales SoC del mercado: por un lado el Exynos 7420 que montan todos los tope de gama de Samsung en este año 2015, el Snapdragon 810 y el A9 de Apple de los nuevos iPhone 6s. Y viendo los resultados la verdad es que al Snapdragon 820, o le faltan meses de trabajo, o cuenta con un rendimiento muy dispar dependiendo de si las pruebas se hacen para uno o varios cores.

Así las cosas, donde el Snapdragon 820 parece que destaca de largo es en las pruebas single core dentro del panorama Android, donde arrasa a los demás contendientes de la prueba. Con 1.887 puntos está por encima de los 1.508 del Exynos 7420 de Samsung y de los 1.369 del Snapdragon 810. Sin embargo, se queda muy alejado de los 2.526 del A9 de Apple.

Qualcomm Snapdragon 820

De todas formas, seguramente que estos chips están diseñados para demostrar su poder cuando ponen a plena potencia todos sus núcleos y ahí, extrañamente, los resultados que cosecha el Snapdragon 820 son peores que los demás. Sobre los 3.936 puntos que obtiene el nuevo SoC de Qualcomm, los demás superan los 4.000 puntos sin problemas. Así por ejemplo, el Exynos 7420 de Samsung alcanza los 4.811, el Snapdragon 810 4.628 y el A9 de Apple 4.396.

Es decir, que el procesador que viene destinado a dar potencia a los dispositivos de 2016 cuenta con menor fuerza que toda la competencia aparecida en 2015, dejando los procesos con múltiples cores en unos niveles realmente ridículos. Máxime si tenemos en cuenta que debería venir a mejorar los resultados del fallido Snapdragon 810. ¿O no?

¿Qué creéis que está pasando? ¿Podemos fiarnos de que el chip actual vaya a ser el definitivo o todavía quedan muchos meses para afinarlo? No descartéis que, tras los problemas de calentamiento del 810, los americanos estén siendo más cautelosos de lo normal, para evitar repetir los fallos que les han conducido a vivir en 2015 uno de sus peores años. Contadnos.

También te puede interesar…