La eficiencia energética del procesador del Samsung Galaxy S6, analizada con detalle

Móviles

El SoC Samsung Exynos 7 Octa 7420 fue una de las grandes novedades dadas a conocer en la presentación del Samsung Galaxy S6. Las premisas, alto rendimiento y bajo consumo energético a base de tecnología pura y dura. Ahora, tras unos meses en el mercado, tenemos oportunidad de conocer con números exactos el consumo energético del procesador. ¿Sirve de algo que haya sido el primer chip con proceso de fabricación de 14 nanómetros? La respuesta a continuación con la ayuda de unas esclarecedoras tablas analíticas.

No solo la optimización del software es la base para aumentar la autonomía en smartphones. El hardware es otro de los puntos básicos donde los fabricantes ponen buenas dosis de tecnología para extraer todo su rendimiento con la menor cantidad de energía posible. En ese aspecto el Samsung Galaxy S6 es un buen ejemplo de evolución en lo que a eficiencia energética se refiere. Ya lo comprobamos con su pantalla Super AMOLED, de las más respetuosas con la batería de entre los distintos Samsung Galaxy S presentados hasta la fecha y ahora tenemos oportunidad de analizar cómo ha mejorado el consumo energético del procesador, otra pieza clave en el funcionamiento de todo smartphone.

Samsung Exynos 7420 frente a Exynos 5433

Procedentes de los análisis llevados a cabo por AnandTech, tenemos los siguientes gráficos donde se representa el consumo energético de cada núcleo que compone los dos últimos procesadores. Nos referimos al chip que incluye el Samsung Galaxy Note 4 en su versión Exynos y el Samsung Galaxy S6. De este modo es posible analizar las diferencias entre dos generaciones de SoC Samsung Exynos. En el primer caso, hablamos de Samsung Exynos 5433 y en el segundo, del Samsung Exynos 7420, un procesador de ocho núcleos con tecnología big.LITTLE. Esto significa que el procesador dispone de dos clúster de cuatro núcleos, un ARM Cortex A53 destinado a tareas que requieren menos potencia y otro ARM Cortex A57, destinado para procesos que requieren la máxima potencia. En combinación, la compensación de cargas de trabajo hace del chip un procesador más eficiente puesto que un controlador decide qué núcleos trabajan en cada momento y a qué frecuencia.Consumo energetico cluster A53 del procesador Exynos 7420

Consumo de cada core y clúster

Dicho esto, nos introducimos de lleno en la primera gráfica. Ésta nos muestra las curvas de consumo energético de cada uno de los cuatro núcleos que componen el clúster ARM Cortex A53. El máximo consumo energético se consigue con el funcionamiento de los cuatro cores de forma simultánea a su frecuencia máxima, 1.5 GHz. Bajo estas circunstancias el consumo medido fue de 1026 mW. Este dato es ligeramente superior al registrado por el clúster A53 del Samsung Exynos 5433 del Note 4 en anteriores mediciones, pero que se podría justificar por el aumento de la frecuencia con una diferencia medida de 200 MHz.Consumo medio en mW de cada nucleo ARM A53

Sin embargo, la siguiente gráfica nos muestra una media del consumo energético de cada uno de los núcleos ARM Cortex A53 tanto del chip Exynos 5433 como del Exynos 7420. La muestra determina que a igualdad de frecuencias (en torno a los 1.3 GHz), el clúster del Samsung Galaxy S6 es del orden de entre un 30 y 40% más eficiente.Consumo cluster ARM A57

Consumo del SoC a máximo rendimiento

Si analizamos las gráficas de las anteriores mediciones, pero esta vez para el clúster de máximo rendimiento, el ARM Cortex A57, entonces vemos resultados energéticos incluso más favorables para el procesador del Samsung Galaxy S6 frente al del Samsung Galaxy Note 4. La primera de las tablas estadísticas nos muestra el consumo medido en Watios de cada uno de los cuatro núcleos que componen el clúster. A máximo rendimiento, trabajando a 2.1 GHz, los cuatro cores consumen 5.49 W. Lo cierto es que este dato difiere en buen grado respecto a los 7.39 W consumidos por el procesador Exynos 5433, que además trabaja a un máximo de 1.9 GHz. Si nos fijamos en el consumo del Samsung Exynos 7420 a esos 1.9 GHz capaz de ofrecer el Exynos 5433, entonces vemos cómo el contraste frente a los 7.39 W consumidos por el SoC del Note 4 es aún mayor frente al del Samsung Galaxy S6.Analisis del procesador del Samsung Galaxy S6

Muy en sintonía con lo analizado hasta el momento, la siguiente captura nos muestra un valor medio del consumo energético por unidad de cada uno de los  cuatro cores del clúster A57. En esta tabla los resultados son aún más positivos para el procesador del Samsung Galaxy S6 puesto que hacen mención a una reducción del consumo energético que se sitúa entre el 35 y el 45%.

Por tanto, dados los resultados expuestos, parece evidente que el SoC Samsung Exynos 7420 es un gran paso no solo en rendimiento, sino en eficiencia energética respecto a la anterior generación de procesadores Samsung Exynos 5 Octa. Así pues, parece que el proceso de fabricación a 14 nanómetros sí se deja notar así como la optimización de las tecnologías de las que hace gala el nuevo chip de ocho núcleos equipado por el Samsung Galaxy S6.

Escrito por Víctor Rodríguez

Fuente > AnandTech

Vía > PhoneArena