La actualización a Android 5.0 Lollipop para los Samsung Galaxy S5 y S4 se paraliza

Android 5.0 Lollipop es la última versión del sistema operativo de los de Mountain View, y como es lógico, los grandes fabricantes trabajan para poder ofrecer en sus mejores terminales esta nueva versión del sistema. Pero teniendo en cuenta los problemas que ha tenido la propia Google para poder lanzar un OS medianamente estable, no es de extrañar que algunos de estos fabricantes, como Samsung, estén levantando el pie del acelerador y paralizando la actualización a Android 5.0 Lollipop de algunos terminales. Como es el caso de los Samsung Galaxy S5 y S4.

Samsung paraliza la actualización a Lollipop

Esta marcha atrás tiene el origen en la filial noruega de la firma coreana, que ha decidido paralizar la implantación de esta actualización entre los usuarios de este país, principalmente por los errores recurrentes que han reportado los primeros usuarios en recibir la actualización a Android 5.0 Lollipop. A pesar de los conocidos problemas de la nueva versión del sistema, parece que Samsung no ha hecho del todo bien su trabajo y los errores no se han hecho esperar. En los dos siguientes dispositivos, el Samsung Galaxy S4 (SM-I950x) y el Samsung Galaxy S5 (SM-G900x), los bugs sufridos por los usuarios noruegos de Samsung no difieren mucho de los que han experimentado los poseedores de los Nexus de Google. Con reseteos repentinos, bloqueos momentáneos de pantalla, fallos en la alarma, menor rendimiento y peor gestión de la memoria RAM.

Lollipop

Otro de los grandes fallos de Android 5.0 Lollipop ha sido la eliminación del modo silencioso, que al igual que en los Nexus, no aparece como opción en el menú encargado de administrar las notificaciones y perfiles de sonido. Por estos fallos reportados por los usuarios noruegos, Samsung ha decidido dar marcha atrás y retirar las actualizaciones a Android 5.0 Lollipop mientras estos no sean subsanados. Quizás esta decisión tenga que ver con el anuncio que ha realizado Google de una nueva actualización 5.1 de Lollipop, que corregirá buena parte de estos errores. Samsung no puede permitirse actualizar a una versión del firmware que a todas luces tiene un peor rendimiento que muchos dispositivos con KitKat, por eso, más vale rectificar a tiempo.