Samsung y la tecnología para conseguir procesadores de 10nm, ¿cuáles son sus ventajas?

Samsung

Los principales fabricantes de procesadores como Qualcomm parecen haberse quedado estancados mientras que otras compañías han continuado avanzando para ofrecer la última tecnología. Este es el caso de Samsung, que recientemente mostró sus nuevos procesadores de 14 nanómetros y que hoy mismo vuelve a superarse dando los primeros pasos para ofrecer procesadores de 10 nanómetros. ¿Dónde está el límite?

Hace unos días hablamos de que los surcoreanos habían comenzado la producción en masa de sus nuevos procesadores de 14nm Exynos, justo a tiempo para la llegada del Samsung Galaxy S6. En ese mismo artículo os indicamos que el futuro de esta tecnología también estaba en manos de Samsung pues el siguiente paso llegaría en forma de procesadores de 10 nanómetros, siendo ésta la segunda generación en usar la tecnología FinFET que permite obtener procesadores mucho más eficientes y potentes. Pues bien, creíamos que para poder disfrutar de estos SoCs tendríamos que esperar varios años más pero Samsung acaba de desvelar su nueva gran obra, los pasos preliminares para conseguir los primeros chips de 10nm.

Este anuncio ha tenido lugar durante la ISSCC (International Solid State Circuits Conference) de San Francisco, lugar donde se reúnen las mejores empresas dedicadas a la investigación y fabricación de semiconductores. Lo que no se esperaba ninguno de los asistentes es que Samsung, tras la confirmación de sus procesadores de 14nm, indicara que ya tiene lista la primera tecnología FinFET para conseguir semiconductores de 10 nm, un paso de gigante sobre todo para el Internet de las Cosas, pues permitirán conseguir procesadores mucho más eficientes y en tamaños minúsculos, aumentando su potencia.
Samsung Logo

Obviamente este avance también tendrá su repercusión en el mundo móvil y es que gracias a esta novedosa tecnología, se conseguirán ejecutar aplicaciones mucho más complejas que las actuales con un consumo mucho menor, aumentando la autonomía sin perder rendimiento.  Además, esta tecnología de 10 nanómetros también llegará a las DRAM y a los chips NAND (las memorias internas), consiguiendo un mayor espacio de almacenamiento en el mismo área.

Eso sí, lamentablemente aún queda mucho para poder ver los primeros resultados. Concretamente, según ha indicado la compañía, hasta 2016 o 2017 no podremos disfrutar de esta tecnología, aunque claro está, nos deja un futuro brillante, sobre todo teniendo en cuenta que los procesadores de 14 nm están a la vuelta de la esquina.

Vía GforGames

Escrito por José López