Cómo activar el modo seguro en Android para descubrir cualquier problema

Android

Se trata de uno de los grandes desconocidos que a menudo se conoce más gracias a un descuido que a propósito. Hablamos del modo seguro, una herramienta que nos permite diagnosticar problemas en nuestro teléfono gracias a la inhabilitación de nuestras aplicaciones de forma temporal, lo que nos ayudará a discernir qué tipo de problema sufre nuestro Android. ¿Quieres aprender a utilizarlo y sobre todo, ver lo que permite hacer?

Al igual que Windows con su famoso modo a prueba de fallos, el modo seguro de Android realiza una tarea similar, deshabilitando todo aquello instalado y configurado por el usuario y arrancando un sistema operativo lo más limpio posible, eso sí, totalmente operativo. Para acceder a éste existen varias formas dependiendo del fabricante y de la propia versión del sistema operativo (stock, rom conocinada…), aunque generalmente existe una opción en el propio menú de apagado o por el contrario, debemos encender el teléfono y, una vez aparezca el logo de la compañía, soltar el botón de encendido y presionar el de bajar volumen hasta que el smartphone se inicie completamente. Éste es el caso del Samsung Galaxy Note 4, modelo que utilizaremos para mostraros los detalles del modo seguro.

Como podéis ver, lo primero que llama la atención del modo seguro es que Android muestra una ventana de color negro con letras blancas en la esquina inferior izquierda que indican que nos encontramos en este modo. Además, tendremos una notificación permanente en la barra que nos servirá para acceder de nuevo al modo “normal”, reiniciando el dispositivo.

modo-seguro-Android-2

Cuando nos encontramos en el modo seguro, Android no permite el acceso a ninguna aplicación que no estuviera presente por defecto en el teléfono cuando lo compramos, incluyendo servicios como la conectividad de datos, la sincronización en segundo plano o la cámara. Es decir, todo aquello que hayamos descargado de Google Play Store habrá desaparecido, mostrando el icono de una aplicación con una tarjeta SD en el frontal. Por esta razón, obviamente el modo seguro es una opción que solo deberíamos utilizar cuando verdaderamente lo necesitemos.

Con él podremos descubrir los distintos problemas que por ejemplo provocan reinicios continuos o una bajada drástica de la autonomía del terminal –algo muy común tras haber instalado una aplicación desconocida-. Así podremos comprobar si efectivamente se trata de un problema de software, más concretamente de alguna aplicación instalada, sin necesidad de deshabilitar las apps una o por una, o si más bien es algo relacionado con el hardware o con las aplicaciones preinstaladas. Eso sí, podremos desinstalar todas aquellas aplicaciones que deseemos sin abandonar el modo seguro.

modo-seguro-Android-3

Una vez hayamos terminado, pulsaremos en la notificación y el teléfono se reiniciará sin más, volviendo todo a la normalidad. En resumen, se trata de una herramienta temporal para poder cuidar al máximo nuestro Android. Y tú, ¿la has probado alguna vez?

Escrito por José López

Continúa leyendo

Comentarios

1 comentario
  1. Anónimo 21 Feb, 15 12:41

    Un desastre, este modo seguro me apareció en el teléfono de pronto y ya no hay manera de salir de él, tengo un auténtico pisapapeles por que ya ni formateando el teléfono…un desastre y según he buscado no he sido el único, un so muy inestable si no usas un Nexus. El mio es un Sony J

    0