Windows 10 llegará, si lo hace, «recortado» a terminales con 512 MB de RAM

Microsoft, pese a sus palabras iniciales, va matizando cada vez más sus palabras sobre la actualización de los Windows Phone actuales a Windows 10. Si en un primer momento eran «todos actualizables», veíamos hace unas semanas que algunos se quedarán fuera y, de «Windows 10 correrá en terminales con 512 MB» se ha pasado ahora a «estamos trabajando en ello y podrían variar las características».

Microsoft hizo promesas muy importantes con el lanzamiento de Windows 10 para terminales, que según va pasando el tiempo no diremos que son mentira, pero sí que parecían unas verdades a medias. Empezando por la actualización universal de todos los que ahora tienen Windows Phone 8.1, que fue ya matizada por otro de los ejecutivos de la compañía, Chris Weber, tras la última conferencia de esta en el propio blog oficial de Microsoft, llega ahora el siempre animado Joe Belfiore, el máximo responsable del desarrollo de Windows 10 y cualquier software en Microsoft que dice esto en Twitter.

Está claro que las palabras de alguien tan implicado en el proceso de creación de Windows 10 están elegidas al milímetro para no pillarse los dedos y de ellas podemos sacar que, por el momento están trabajando en que terminales como el Lumia 532 y otros con 512 MB de RAM – y no son pocos de entre todos los que se han vendido por parte de Microsoft y antes Nokia – pero que Windows 10 aún no funciona en ellos.

¿Llegará a estar disponible la actualización? Si pero se parecerá poco a lo anunciado

Parece que es probable porque el camino que se ha tomado no es otro que el de sacar la tijera hasta adaptar el software al hardware correspondiente. Eso si, la experiencia en estos terminales parece que va a distar bastante de lo que nos enseñaron en conferencias y se prometía desde un comienzo. Este Windows 10 en teléfonos como el Lumia 520 y similares va a ser una versión reducida y no la completa que habían prometido. Pero quizás sea más preocupante que no hay que irse tan lejos, porque terminales lanzados en agosto del año pasado, como el Lumia 635, tampoco contarán con la versión completa.

Bien es cierto, que si aplicamos la lógica, quizás nos dejamos llevar por los cantos de sirena que nos decían que un software de 2015 correría sin problemas en los terminales más modestos de 2013, algo que, a todas luces, parece que es posible conseguirlo.