Prueba a fondo del Samsung Galaxy A5

Samsung

Este teléfono Samsung Galaxy A5 es un modelo que tiene un apartado por el que llama la atención: su carcasa es completamente metálica. Es decir, que supone una evolución respecto al Galaxy Alpha y deja entrever cómo será el esperado Galaxy S6. El caso, es que la apuesta de la compañía coreana por mejorar el aspecto de sus terminales es bastante clara cuando se ve este nuevo dispositivo.

Aparte de ofrecer un material de fabricación diferente al utilizado hasta la fecha por Samsung, hay que decir que también las líneas vuelven en cierta forma a los modelos que este fabricante lanzó hace unos años y que le fueron muy bien en el mercado, como el Galaxy S2. Un ejemplo de lo que decimos es lo estilizado y recto que se ve.

Su hardware

En cuanto al hardware, no hay que olvidar que el Samsung Galaxy A5 no es el modelo más potente de esta nueva gama de producto, pero esto no quiere decir que incluya componentes de poca calidad. Sin ir más lejos, la cantidad de RAM es de 2 GB, lo que le distancia de la gama media pura y dura, y en cuanto a su procesador el modelo elegido es un Snapdragon 410 compatible con arquitectura de 64 bits.

Teléfono Smasung Galaxy A5 en caja

Hay otros detalles que nos han resultado interesantes del Samsung Galaxy A5, como por ejemplo la inclusión de una cámara principal de 13 megapíxeles, de la que hablaremos con más detalle en el análisis completo (dejamos el enlace a él tras este párrafo). Y, por cierto, hay que decir que su batería de 2.300 mAh se muestra de lo más solvente en lo referente a la autonomía.

Enlace al análisis completo del Samsung Galaxy A5.

Escrito por Iván Martín