PP, un nuevo jailbreak para todos los dispositivos iOS 8 y compatible con Mac y Windows

Apple

De nuevo desde China, donde parece que se ha trasladado el impulso a todo lo relacionado con el jailbreak, llega un nuevo método para realizarlo de forma segura que además es compatible con cualquier dispositivo con iOS 8 en todas sus versiones así como con clientes para Windows y Mac.

Hasta ahora, curiosamente, los usuarios de ordenadores Mac estaban esperando, o relegados a echar mano de Boot Camp y una partición con Windows, para utilizar los métodos de jailbreak que han llegado desde oriente para iOS 8. Un nuevo nombre, PP, llega a la escena y esta vez, desde un primer momento, ofrece software nativo tanto para Windows como para MacOS X.

Para todas las versiones de iOS 8 y dispositivos

All-New-iPhone-Jailbreak-Available-for-Mac-Windows-470382-2

Muy similar al TaiG, en lo que se refiere a su interfaz de usuario, se puede descargar desde bb.25pp.com y lo curioso es que en esa página vemos como es compatible con cualquier versión de iOS 8, de iOS 8.0 a iOS 8.1.2, así cómo para cualquier dispositivo de Apple, que pueda instalarlo, lo que incluye iPhone 6 Plus, iPhone 6, iPhone 5s, iPhone 5c, iPhone 5, iPhone 4s, iPad Air 2, iPadAir, iPad mini 3, iPad mini Retina, iPad mini, iPad 4, iPad 3, iPad 2, y iPod touch de quinta generación.

Un proceso con truco, pero extremadamente sencillo

Cómo viene siendo habitual, a la espera de una versión, al menos, en inglés, de momento todo el texto está en chino, lo que haría difícil su utilización si no fuera porque es bastante simple. Los pasos a seguir son:

.- Al abrir PP Jailbreak, conecta el dispositivo mediante el cable USB y quita la marca en la primera pantalla, situada abajo a la izquierda.
PP-Jailbreak-for-OS-X-1.- Tras esto, haz click en el botón central que inicia el proceso de jailbreak.Aproximadamente entre 1 y 2 minutos después, el proceso se terminará el sólo, lo que hará también que el terminal se reinicie y tras el cual tendremos instalado Cydia en él.

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)