Prueba a fondo del HTC Desire 510

Escrito por Iván Martín
HTC

El teléfono HTC Desire 510 es un modelo que se debe catalogar como básico, por lo que hay que tratarlo como tal. Esto lo decimos ya que si se espera de él algo para lo que no está ensamblado no se valorará adecuadamente. Nosotros lo hemos probado y sacado las correspondientes conclusiones.

Simplemente con comprobar la resolución que ofrece la pantalla de este terminal queda claro que sus aspiraciones no son máximas. Esta se queda en 854 x 480, por lo que no llega a calidad HD. Esto en principio hace pensar que la calidad de imagen no será la mejor, pero de forma básica se puede catalogar como suficiente.

El acabado de este HTC Desire 510 no es metálico, algo entendible si se tiene en cuenta a la gama de producto a la que está dirigido, pero sí que mantiene los rasgos característicos de los terminales de la compañía taiwanesa. Por cierto, que la versión Android con la que llega al mercado este dispositivo  es la 4.4.2 (con interfaz Sense 5.5).

Teléfono HTC Desire 510 blanco

Procesador mejorado

Eso sí, algunos detalles son bastante interesantes para un modelo como del que estamos hablando. Por ejemplo, la capacidad de almacenamiento es de 8 GB ampliable mediante el uso de tarjetas microSD y, el procesador, es un Qualcomm Snapdragon 410, por lo que en su interior se incluye una GPU Adreno 306. Todos los detalles de las pruebas en el siguiente enlace:

Si quieres ver la prueba completa del HTC Desire 510 pulsa aquí.