Samsung cierra la ‘flagship’ Store más grande que tenía en Londres

Escrito por José Luis
Android

Samsung en los últimos tiempos parece que no está remodelando solo su catálogo de dispositivos para 2015, ya que ese reajuste está afectando a muchas otras partes de la estrategia global de negocio de los coreanos. Y ahora parece que le ha tocado el turno a la tienda más grande que tenían en Londres, en el centro comercial Westfield Stratford City.

Tal y como podéis ver por el tuit que tenéis más abajo, la tienda estrella (junto con la de Oxford Street) de Samsung en Londres, al menos la más grande y ostentosa, ha cerrado sus puertas y no parece que se trate de algo temporal, sino definitivo a la vista del mensaje que se puede leer en la fotografía y que da a entender que las ventas no debían ir todo lo bien que necesitaban.

Preguntados los responsables de Samsung en el país por The Verge, la respuesta que han obtenido a este hecho es que “Estamos plenamente comprometidos con el funcionamiento de las restantes nueve Samsung Stores Experience [que tenemos] en el Reino Unido, y deseamos asegurar a nuestros clientes que esas tiendas no se verán afectadas por esta decisión”.

Esta tienda fue de las primeras en llegar a la City y estuvo abierta para vender el primer Galaxy S4 en 2013, así como todos los modelos que vinieron más tarde. Era, con diferencia, la más grande en superficie y la que más quería demostrar cuál era la idea que tenían los coreanos a la hora de expandir su negocio ‘retail’ a rebufo de lo hecho por Apple en los últimos años.

Es más, queda por ver cómo quedan aquellos anuncios de los coreanos que hace algunos meses comunicaron un ambicioso plan de expansión de este tipo de locales por toda Europa, que iba a contar en un primer momento con hasta 60 tiendas repartidos por los territorios más importantes del continente. Sin duda, los malos resultados económicos de Samsung este año tienen algo que ver con esta decisión, aunque ahora solo falta saber si las demás ‘stores’ corren peligro o, de verdad, van a ser apoyadas decididamente.

Lo que parece claro es que 2015 va a ser un año decisivo, y apasionante, para Samsung. ¿No os parece?

Fuente: The Verge