El futuro iPad mini 4 podría heredar el diseño del iPad Air 2

Apple

Primero supimos que Apple no fabricaría nunca tablets más pequeños que el iPad de 9 pulgadas, pero en el año 2012 dio su brazo a torcer. Entonces llegó el primer modelo ‘mini’ y desde entonces han aparecido dos más, con un cambio en la política de la gama más que evidente donde los de Cupertino han congelado este año su hardware incorporando muy poquitas novedades.

Tanto es así que, como sabéis, entre el iPad mini 2 y el iPad mini 3 la única diferencia es el Touch ID y el nuevo color dorado, por que en el resto lo comparten todo. Sin excepción. Por fuera y por dentro y, dicen, que para que el modelo más pequeño no fagocite las ventas del iPad Air 2 de este año.

Así que la estrategia es clara: con el iPad mini 3 Apple puso el freno de mano, lanzó un dispositivo muy conservador y será en 2015 cuando vuelvan otra vez a evolucionarlo, pero manteniendo la distacia de seguridad con el futuro iPad Air 3. ¿Cómo? Pues muy sencillo.

iPad Mini 3 en blanco

 

A la vez que han aparecido los primeros esquemas de un iPad con pantalla de 12 pulgadas, han llegado los ecos de que el iPad mini 4 heredará el diseño del iPad Air 2, actualizando sus 7,9 pulgadas con los cambios que ya sabéis: desaparición del botón de silencio/rotación de pantalla, diseño más delgado, recolocación de los micrófonos a ambos lados del sensor de la cámara y un hardware interno exacto al del tablet de este año, procesador A8X y la presencia por vez primera de 2GB de memoria RAM.

Eso sí, cuando esto ocurra, el iPad Air 3 andará ya disfrutando de procesadores A9X y todo lo que le metan de más respecto del Air 2 de 2014. Y es que, al final, los que sostienen que el modelo mini estaba comiéndose las ventas de su hermano mayor no van a andar tan descaminados, y en Cupertino han decidido poner tierra de por medio. Eso sí, a costa de lanzar este año un iPad mini 3 que tiene muy poca justificación, por ser idéntico al 95% que el puesto a la venta en 2013. ¿No os parece?

Fuente: 9to5Mac

Escrito por José Luis