Usar mal tu smartphone puede ser la causa de tu dolor de espalda

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Estudios

Casi siempre se nos aconseja que mejoremos nuestra postura a todos aquellos que trabajamos ante una pantalla de ordenador. Es común el “mal del oficinista”, donde el dolor de espalda crónico se presenta pero ahora hay que añadir un nuevo factor de riesgo, y es cómo usamos nuestro smartphone.

Desde la revista Surgital Technology International informan de un curioso y a la par interesante estudio que ha relacionado el uso de los smartphones con el dolor de espalda que incluso puede acarrear problemas lumbares serios. Kenneth Hansraj, cirujano lumbar y autor del informe, explica que nuestra postura al utilizar los smartphones incluso cuando estamos de pie puede ser un factor de riesgo.

De media, una cabeza humana pesa entre 4 y 5 kilos pero al inclinarla para mirar la pantalla del smartphone, la tensión que ejerce sobre la columna aumenta su peso hasta alcanzar los 27 kilos si doblamos el cuello en unos 60 grados. Hansraj indica que las personas que suelen mirar “agazapadas” sus terminales se exponen a diferentes lesiones y que mantener estas posturas de forma continuada puede incluso llevar a necesitar cirugía. El cirujano indica que l

Captura de pantalla 2014-11-19 a las 15.00.17

Esta patología no es la primera vez que se denuncia por parte de los facultativos. El llamado “Cuello del mensaje de texto” es ya algo que los fisioterapeutas advierten a sus pacientes y que se empieza a extender como una de las patologías provocadas por el uso del móvil más frecuentes. Y es que como se señala en el informe, aproximadamente pasamos entre 700 y 1.400 horas en esta postura de riesgo, que puede llegar a 5.000 horas al año entre colectivos más “enganchados” al móvil como pueden ser los adolescentes.

El autor del informe indica que la posición correcta, si no queremos sufrir este problema es, por otra parte, de lógica. Y es que simplemente habrá que subir el brazo en lugar de la cabeza. El médico la define como la posición en la que las orejas están alineadas con los hombros.

Fuente: Surgical Technology International