Ocho operadoras denunciadas por quedarse con el importe de los megas extra no consumidos

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Operadores

Facua ha denunciado a Movistar, Vodafone, Orange, Yoigo, Pepephone, Másmóvil, Simyo y Tuenti Móvil por quedarse con el importe de los megas no consumidos en los bonos contratados por los consumidores cuando agotan los datos en sus tarifas.

Facua ha interpuesto una denuncia ante las autoridades de protección al consumidor autonómicas, la Agencia Estatal de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) del Ministerio de Sanidad y la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones (Setsi) del Ministerio de Industria a un total de ocho operadoras españolas por una clausula abusiva en los bonos extra a los contratos de datos mensuales.

Según la asociación, los bonos adicionales son el nuevo gran negocio de las compañías de telecomunicaciones ya que duran hasta el final del ciclo de facturación mensual y no se prorratean. Es decir, da igual que el usaurio lo contrate en los primeros o los últimos días y que haya consumido sólo una parte de los mismos o casi todos, el coste es igual y, por lo tanto, la operadora se queda con el importe sin que el cliente haya utilizado el servicio completo.

 


De este modo, las operadoras en lugar de permitir que sigan utilizándolos hasta que los consuman o devolver el dinero proporcional a los megas que faltan por consumir, y que ya no se podrán aprovechar, se queda con lo abonado que, según el último informe de Facua, puede llegar a suponer, para contratar 1 Gb adicional a velocidades 3G o 4G, desde los 6 euros de Yoigo y Simyo hasta los 11 euros de Vodafone.

Según Facua, estas práctica incurren en una cláusula abusiva por falta de reciprocidad en perjuicio del consumidor. El artículo 87 de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios establece en su apartado 5 que son abusivas “las estipulaciones que prevean el redondeo al alza en el tiempo consumido o en el precio de los bienes o servicios o cualquier otra estipulación que prevea el cobro por productos o servicios no efectivamente usados o consumidos de manera efectiva”.

De momento ni las operadoras ni las autoridades han declarado nada al respecto pero es una acción que podría marcar un antes y un después en el mercado, como ya lo hizo la actuación contra los saldos que caducaban en el prepago en 2009 o el redondeo al alza en la facturación de las llamadas desde el móvil y de fijo a móvil entre 2003 y 2007, prácticas que en su momento también fueron ilegalizadas a raíz de campañas desde Facua.

Fuente: Facua