Samsung niega los supuestos problemas de seguridad de su suite KNOX

Samsung

Durante los últimos días la suite de seguridad Knox desarrollada por Samsung se ha visto envuelta en una serie de polémicas relacionadas con el sistema que utiliza para securizar nuestros datos. No obstante, la compañía no ha tardado en salir al paso de las declaraciones para desmentir los problemas y, por tanto, tranquilizar a los usuarios.

Knox es una característica fundamental en los últimos terminales de Samsung. Básicamente, con esta “aplicación”, la compañía ofrece una serie de funciones destinadas sobre todo a mejorar el uso del terminal desde el punto de vista empresarial gracias a una nueva pantalla de inicio, aplicaciones relacionadas con el trabajo y mucho más… Además, las aplicaciones Knox son diferentes de las que podemos encontrar en Play Store –más concretamente, la tienda no existen en el modo Knox-, por lo que es perfecto para aquellos que quieren separar la vida personal y laboral.

Obviamente, para asegurar los datos y la interfaz, Samsung utiliza un código PIN que debemos facilitar para activar y desactivar el servicio. Es más, Knox ha recibido grandes halagos a lo largo del tiempo por parte del Departamento de Defensa de los Estados Unidos e incluso de la NSA, pero las últimas noticias pusieron en duda todas estas recomendaciones. Un investigador anónimo asegura haber encontrado el lugar donde Knox guarda el PIN de seguridad y que, desde luego, no es un lugar seguro. Según cuenta en la investigación, el PIN se encuentra en texto plano con el nombre de pin.xml, y para acceder a él necesitamos ser usuarios root.

Base de Samsung Knox

Horas después de estas declaraciones, Samsung ha respondido con un post en su blog en el que niega con rotundidad que el acceso al PIN sea sencillo. “El acceso a esta clave está estrictamente controlado. Solo procesos confiables del sistema pueden acceder y, en el caso de que el sistema se vea comprometido, Knox bloqueará el contenedor de la clave”. Aun así, el “investigador” continúa asegurando que los test se han realizado con un Samsung Galaxy S4 actualizado y que el riesgo sigue ahí.

Más que un investigador, parece que esta persona está decidida a echar por tierra los buenos resultados que Samsung está consiguiendo con Knox, algo que desde luego lo tiene muy difícil. Seguiremos atentos para comprobar en qué acaba toda esta historia y traérosla lo antes posible.

Vía Phone Arena

Escrito por José López