Samsung reduce su previsión de resultados y admite que la gama alta ha vendido menos de lo esperado

Samsung

Samsung ha hecho públicos su estimación de resultados para el tercer trimestre de 2014 en los que ha recortado sensiblemente los beneficios que espera obtener, hasta en un 59,6%, frente a lo logrado en el año 2013. La fuerte competencia del mercado de los smartphones, sobre todo en Asia con las nuevas y pujantes marcas así como una desaceleración de las ventas tanto de la gama baja como de la alta parecen ser las causas.

Samsung ha hecho un importante ajuste en sus previsiones de resultados para el tercer trimestre del año, comprendido entre los meses de julio y septiembre, situando el beneficio operativo en 3.053 millones de euros. Esta cifra supone un recorte de cerca del 60% frente a lo que obtenía la compañía coreana en 2013 y una caída en las ventas frente al segundo trimestre del año del 40% en el conjunto de todos sus negocios.

En el terreno móvil, la empresa alude, como una de las principales razones de su recorte de estimaciones a la fuerte competencia que está sufriendo el mercado de smartphones, sobre todo en los segmentos más importantes para  la compañía, la gama baja y la gama alta. En esta última, Samsung reconoce que las ventas han bajado frente al año pasado. El Samsung Galaxy S5 no ha funcionado tan bien como se esperaba, o al menos al mismo nivel que el Galaxy S4 y esto se ha unido al ascenso de compañías como Xiaomi o Huawei para hacer mella, sobre todo, en uno de los territorios más importantes para la compañía, Asia. Samsung señala también que esta fuerte competencia ha incrementado los gastos de comercialización de los terminales, lo que deja menos beneficios por unidad de smartphone vendida.

Samsung-logo-azul

Ya en su faceta como proveedor de componentes, la desaceleración generalizada del mercado en los últimos tiempos está afectando a los resultados de su división encargada de la producción de pantallas, para la que se ha reducido la demanda y, por lo tanto, también las ventas y los ingresos. Por otra parte, elevó su previsión de resultados por la ventas de chips de memoria.

Habrá que esperar a finales de este mes de octubre para conocer el desglose de resultados por cada una de las líneas de negocio aunque de cara al trimestre final del año, con el periodo navideño como clave y el lanzamiento del Samsung Galaxy Note 4 por bandera, espera remontar las ventas de smartphones, que se apoyarán también en la nueva Serie A, como el Samsung Galaxy A5, con materiales y diseños innovadores y una alta competitividad en hardware y precio. Finalmente, también se espera recuperar algo de terreno en el mercado de los televisores, otro de los que ha sufrido también más impacto en los últimos meses y que por motivos estacionales podría animarse de cara al final de 2014.

Fuente: Samsung Tomorrow

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)