Los robots que ensamblan el iPhone 6 no son tan rápidos y precisos como se esperaba

Escrito por Víctor Rodríguez
Apple

Apple prosigue con sus ventas millonarias, pero también con unos tiempos de espera para afrontar los envío de los pedidos que en algunos casos se prolonga entre las tres y cuatro semanas. Foxconn, principal suministrador del iPhone 6, sería uno de los culpables de que la cadena de producción no sea tan eficiente como Apple esperaba. Más concretamente existen problemas con la tasa de producción que la compañía confiaba en los nuevos robots denominados Foxbots, que no parecen cumplir con las expectativas iniciales.

Los últimos datos oficiales hablan de nuevos récords. Apple publicaba orgullosa que los iPhone 6 y iPhone 6 Plus lograban vender durante el primer fin de semana en el mercado un total de 10 millones de unidades. Este dato superaba con creces los nueve millones registrados por el iPhone 5s y iPhone 5c durante el mismo periodo del año pasado. Sin embargo, no todo son buenas noticias para los de Cupertino.

Retrasos

A pesar del alto volumen de ventas de los nuevos modelos, empieza a chirriar el prolongado espacio de tiempo que tienen que esperar los clientes de la firma para tener en sus manos el último de los iPhone. Es el iPhone 6 Plus el modelo más afectado, cuyos pedidos ya registran un tiempo de espera de hasta cuatro semanas.

En un principio esta falta de stock podría justificarse por una demanda superior a las expectativas de la propia Apple, que esperaba vender unos siete u ocho millones de terminales durante sus primeras días. Sin embargo, detrás de los retrasos en los envíos podría entrar otros factores.

El primero que trascendía era la alta tasa de pantallas defectuosas con las que se habría encontrado el principal ensamblador del iPhone 6. Se dice que entre un 40 y un 60% de los paneles Retina HD destinados para el modelo de 5.5 pulgadas presentarían algún defecto que impide pasar los controles de calidad impuestos por los californianos.Ensamblaje del iPhone 6 con Foxbots

Robots que no funcionan a la velocidad que precisa Foxconn

Sin embargo, durante los últimos días ha aparecido otra posible causa del retraso de la producción. Y es que el séquito de robots que Foxconn iba a poner en marcha en la cadena de producción para aumentar el número de unidades fabricadas no parece estar respondiendo como se esperaba. Estas máquinas, a las que se les apodaba como Foxbots, no estarían funcionando de modo tan preciso y rápido como en un principio se esperaba. Por tanto, la producción del iPhone 6 y tareas afines a cargo de estos robots ( se habría visto comprometida.

De qué modo y el número de smartphones que consiguen ensamblar con la ayuda de los “Foxbots” no ha trascendido, pero sí conocemos cuál era la previsión. Según las noticias que acontecían en julio y que nos ponían al corriente de la robotización de las factorías de Foxconn, los llamados Foxbots tendrían el objetivo de producir unos 30.000 iPhone cada uno a lo largo de un año. Dado que los chinos ya tendrían en funcionamiento 10.000 robots, se esperaba que esta nueva ayuda electrónica proporcionase 300 millones de iPhone adicionales. Sin embargo, no parece que la teoría se haya materializado en tal proporción y Foxconn se habría visto obligada a contratar hasta 20.000 nuevos trabajadores, que se sumarían a los ya cerca de 100.000 que están al frente del ensamblaje de los iPhone 6 y iPhone 6 Plus. No parece que la inversión de 25.000 dólares por robot haya surtido efecto, pero el CEO de Foxconn ya piensa en una segunda generación de estas máquinas.