Bruselas negocia retrasar la eliminación del roaming en Europa

Escrito por Víctor Rodríguez
Operadores

El texto de compromiso enviado por Italia tras la decisión del Parlamento Europeo de suprimir el roaming en Europa abre de nuevo las puertas al diálogo. A pesar de que el pasado mes de abril los estados miembros de la UE se comprometían a acabar con los gastos adicionales que genera utilizar el teléfono móvil fuera del país de origen, la nueva propuesta que llega desde la capital italiana ha sido catalogada por la Vicepresidenta de la Comisión Europea como una buena base para más negociaciones. Por tanto, existe la posibilidad de que el roaming se mantenga más allá del 15 de diciembre de 2015, fecha a partir de la cual ya se había estipulado su anulación.

Las principales teleco que operan en Europa tienen motivos para confiar en seguir manteniendo la fuerte fuente de ingresos que genera el roaming. Tras muchas protestas, las grandes potencias en materia de telecomunicaciones podrían conseguir un respiro tras la reconsideración de Neelie Kroes – responsable de la llamada Agenda Digital en Europa-. Y es que el nuevo borrador como texto de compromiso enviado por Italia ha propiciado que desde Bruselas se planteen una renegociación de la anterior medida aprobada el 3 de abril por la Eurocámara.Roaming en Europa

Europa sopesa la opción

El roaming podría mantenerse más allá del 15 de diciembre de 2015. La decisión que en su momento tomó Bruselas podría dar un giro después de que Italia haya propuesto una eliminación gradual de los costes de facturación por roaming y no una supresión definitiva como se consideró en un primer momento. De este modo, las principales compañías del sector podrían mantener esta suculenta fuente de ingresos, aunque por ahora es una incógnita por cuánto tiempo más. Lo cierto es que este replanteamiento legal perjudica a los usuarios, que tendrían que seguir pagando a precio de oro cada mensaje, cada MB y cada SMS consumidos fuera de las fronteras del país de residencia. Al mismo tiempo compañías como Orange ha tomado partido en la lucha por la adaptación a la situación en España al presentar bonos y tarifas que mejoran las condiciones de uso de los smartphones en Europa.

Las operadoras y el peso de sus inversiones

Aunque la propuesta parte de la presidencia del Consejo Europeo de 28 naciones, la reconsideración anunciada por la propia Vicepresidenta de la Comisión Europea podría ser producto de la presión ejercida por las operadoras hacia los gobiernos y el máximo organismo europeo. Y es que éstas han advertido en varias ocasiones que ingresos procedentes del roaming son los que han propiciado, en parte, la mejora y actualización de sus redes, incluida la introducción de la fibra óptica, y su eliminación podría influir en las inversiones de las mismas para afrontar la modernización de sus infraestructuras.

Fuente: Cinco Días