Sony prevé más pérdidas de las esperadas en su división móvil

Sony prevé más pérdidas de las esperadas en su división móvil

José López

El último trimestre de Sony fue bastante bueno económicamente hablando, aunque no gracias a la gama Xperia. Concretamente, su división de móviles comenzó a acumular pérdidas mes a mes pero no ha sido hasta ahora cuando Sony ha actualizado sus previsiones, dando como resultado unas pérdidas de aproximadamente 1.600 millones de euros.

Hasta ahora, la compañía mantiene su principal sustento en los videojuegos, industria a la que debe agradecer una gran parte del beneficio neto de la compañía durante los últimos meses. No obstante, los intentos por parte de Sony de mejorar su gama Xperia no han logrado su efecto y, desde luego, no han evitado que las próximas previsiones económicas de la compañía sean desalentadoras.

Según se ha indicado, se, espera acabar el año con unas pérdidas cuatro veces mayores de lo que había previsto hace unos meses, algo que se debe principalmente a la división móvil. A pesar de la presentación de los últimos Xperia Z3 y Xperia Z3 Compact durante la feria IFA de Berlín de este año y del optimismo alrededor de estos nuevos modelos de alta gama, Sony no logra vender el suficiente número de smartphones. Además, parece que el mercado no termina de “aceptar” la escasa gama media creada por los japoneses, lo que ha terminado por condenar al fabricante a un resultado económico bastante negativo.

Grosor del Sony Xperia Z3 comparado con el Sony Xperia Z2

Lo cierto es que Sony ya temía que algo así podría ocurrir este año. Ya este verano, la compañía se percató de que su gama media no permitiría lograr los resultados que habían anticipado a principios de 2014. Finalmente, como resultado, la división de Comunicaciones Moviles espera perder 1.600 millones de euros, algo que les obliga a cambiar de rumbo. En estos momentos, Sony ya no busca aumentar significativamente sus ventas, sino reducir los riesgos, la volatilidad, volver a las ganancias y evitar este “baile” de beneficios y pérdidas en cada trimestre.

Lamentablemente, Sony reducirá su presencia en el segmento de la gama media y cambiará su estrategia en ciertas áreas fotográficas. Aunque aún no se ha especificado nada, los planes parecen centrarse aún más en los smartphones de gama alta, es decir, apostar por modelos tan potentes como el último Xperia Z3.

Sony tiene un reto por delante, pero estamos seguros de que lo conseguirá. Se trata de uno de los grandes del mercado y volverá con terminales aún más interesantes para volver al lugar que le corresponde. Y vosotros, ¿qué pensáis?

Fuente Sony